Nuevas interrogantes en torno a causa Wulff | Alemania | DW | 15.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Nuevas interrogantes en torno a causa Wulff

La prensa alemana informa sobre nuevos detalles que echan sombra sobre la figura del máximo representante del país, el presidente federal Christian Wulff.

Ein Kellner bringt am Samstag (17.09.2011) beim 178. Münchner Oktoberfest auf der Theresienwiese in München (Oberbayern) zahlreiche Bierkrüge zu den Gästen. Das 178. Münchner Oktoberfest lockt bis zum 03. Oktober 2011 Besucher aus aller Welt in die bayerische Landeshauptstadt. Karl-Josef Hildenbrand dpa/lby

La opinión pública demanda claridad.

Según coinciden en señalar varios medios, Wulff aceptó que un productor de cine y tv corriese con gastos de una visita a la tradicional Fiesta de la Cerveza de Múnich cuando era primer ministro del estado de Baja Sajonia.

El semanario "Der Spiegel" indica que la estadía del mandatario y su segunda esposa, Bettina, en el lujoso hotel Bayerischer Hof fue sufragada en parte por el empresario David Groenewold, quien lo había invitado a una selecta fiesta privada en el marco de la Oktoberfest.

El abogado de Groenewold, Christian-Oliver Moser, confirmó al dominical "Bild am Sonntag" que el productor berlinés había pagado 400 euros por dos noches para que Wulff pudiera pernoctar con su familia en una suite, pero aseguró que el entonces jefe de gobierno regional no tuvo conocimiento de este pago.

¿Se trata de privilegios?

Berlin/ Bundespraesident Christian Wulff schaut am Donnerstag (12.01.12) im Schloss Bellevue in Berlin beim Neujahrsempfang fuer verdiente Buerger nach unten. Wulff hat an seinem Amtssitz im Berliner Schloss Bellevue Vertreter der Politik, des oeffentlichen Lebens und verdiente Buerger empfangen. Dieses Jahr wurde die Veranstaltung von der Kredit- und Medienaffaere um Wulff ueberschattet. Aus Protest gegen eine vom Bundespraesidenten versprochene und nicht eingehaltene Transparenz haben sowohl Transparency International als auch der Deutsche Journalisten-Verband (DJV) ihre Teilnahme abgesagt. (zu dapd-Text) Foto: Axel Schmidt/dapd

El presidente alemán debe responder interrogantes.

La publicación precisa que Groenewold es copropietario de una productora de cine a la que el "Land" de Baja Sajonia le aseguró una garantía financiera a partir de 2006. Wulff fue primer ministro de este estado de 2003 a 2010, cuando fue elegido presidente federal.

Asimismo hay versiones encontradas sobre un supuesto pago de un honorario de 10.000 euros por parte del empresario a un periodista que escribió un libro muy positivo sobre Wulff.

"No puede ser que un primer ministro permita unas ventajas particulares sean financiadas por un empresario para cuya compañía el estado federado ha asumido una garantía. Aquí ha sido sobrepasado claramente un límite", cita el dominical al jefe de la bancada socialdemócrata de Baja Sajonia, Stefan Schostok.

Wulff está en la mira de los medios desde mediados de diciembre por un polémico préstamo contraido para adquirir la casa para su segunda familia y vacaciones en casas de influyentes empresarios.

El entonces primer ministro de Baja Sajonia negó ante el Parlamento regional lazos de negocios con un empresario sin mencionar que la esposa de éste le había prestado 500.000 euros para la compra de la vivienda. Pese a estar retirado desde hacía años, el empresario en cuestión fue incluido en comitivas de viajes oficiales de Wulff al extranjero.

El Parlamento de Baja Sajonia se ocupará esta semana del caso y analizará si Wulff violó leyes que impiden que reciba regalos o acepte privilegios derivados de su posición en el gobierno.

Responder las interrogantes

La imagen del presidente no se ha visto empañada solamente por el éscanadlo en torno al crédito, que posteriormente fue convertido en un préstamo bancario a un trato preferencial y ahora en uno hipotecario a condiciones de mercado. La gota que colmó el vaso fue el intento por parte de Wulff de demorar o impedir que la historia fuera publicada por el diario de masas "Bild" mediante un enardecido mensaje telefónico al director del medio.

Wulff reconoció errores en el manejo del asunto, pero ha dejado claro que no tiene intención de renunciar y cree que en un año todo habrá caído en el olvido. El mandatario se siente víctima de una campaña por parte de la prensa, que no ceja de encontrar nuevos detalles sobre su presunta cercanía al sector empresarial.

Entretanto, la canciller Angela Merkel, que ha mantenido el respaldo a Wulff, a quien encumbró en el cargo de presidente, le reclamó que ofrezca respuestas "amplias" a todas los interrogantes. "Si aparecen nuevas preguntas, estas nuevas preguntas deberán ser respondidas", fue el mensaje claro de la mandataria.

Wulff ha anunciado para esta semana la publicación de más detalles sobre sus créditos inmobiliarios.

Fuente: dpa

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda

Publicidad