Nueva York bajo el signo de la protección del clima | Política | DW | 23.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Nueva York bajo el signo de la protección del clima

Antes de la cumbre climática de la ONU del lunes, jóvenes activistas salieron a las calles de Nueva York y se reunieron para su propia conferencia climática. Su mensaje a los políticos: ¡La crisis climática ya está aquí!

Al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le tomó solo dos años y medio desmantelar docenas de regulaciones ambientales y renunciar al Acuerdo Climático de París, que tiene como objetivo limitar el calentamiento global a menos de dos grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. Tal récord no convierte a Estados Unidos en el anfitrión más apropiado para una cumbre mundial sobre el clima. Pero este lunes (23.09.2019), líderes de todo el mundo se reunirán para la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas en Nueva York.

La cumbre es un intento de impulsar la campaña mundial contra el cambio climático. Políticos de alrededor de 60 países anunciarán medidas concretas que sus gobiernos tomarán para combatir el calentamiento global. Entre los oradores: el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro de la India, Narendra Modi. Solo dispondrán de turno de palabra los países que han prometido presentar medidas de largo alcance para lograr los objetivos climáticos de París.

"No vengan a la cumbre con bonitos discursos", pidió el secretario general de la ONU, António Guterres, en una conferencia de prensa en agosto. "Vengan con planes concretos". Trump quiere saltarse la conferencia climática en su anterior ciudad, pero no podrá ignorarla. Ya en los días previos a la cumbre, los activistas climáticos han atraído todas las miradas, sobre sí mismos y sobre su causa.

Protesta por la protección del clima

La Huelga Global por el Clima se estima que reunió a 250.000 manifestantes en las calles de Nueva York para exigir medidas climáticas y más protección del medio ambiente. Fue la mayor protesta de los Estados Unidos ese día. "La manifestación es realmente buena porque llama la atención de los políticos y muestra a otros que este movimiento [del cambio climático juvenil] funcionará", dijo Alisa, de 10 años, que viajó a Nueva York con su padre desde Connecticut.

USA | Demonstranten beim Global Climate Strike in New York City (DW/C. Bleiker)

Se estima que 250.000 personas acudieron a la manifestación en Nueva York por la Huelga Global contra el Clima.

Mucho más dura con los políticos fue Greta Thunberg, fundadora de Fridays For Future, de 16 años: "Las bonitas palabras de los poderosos son las mismas, las promesas vacías son las mismas, las mentiras son las mismas y la inacción es la misma… y ​​en ningún lugar he encontrado a un mandatario que se atreva a llamar a las cosas por su nombre, sin importar dónde se encuentre; incluso esa tarea nos la dejan a los adolescentes, a nosotros los niños", dijo en la ceremonia de clausura. Battery Park en el extremo sur de Manhattan. "¿De qué nos sirve aprender cuando los gobernantes se niegan a escuchar a los expertos y a prestar atención a los hechos?".

Esta bofetada a Donald Trump fue bien recibida por los manifestantes. Muchos tenían carteles que criticaban al presidente de los Estados Unidos y a sus políticas. Algunos recurriendo al humor, como en cartel que sostenía un adolescente: "En un planeta muerto no se puede jugar al golf", escribió.

"Necesitamos acciones valientes"

Trump no asistirá a la cumbre de la ONU, pero los expertos predicen que los días en los que el presidente podía descartar el cambio climático como un asunto menor han terminado. "Los jóvenes e inspiradores activistas climáticos han abierto aquí una puerta", dice Charlie Jiang, un activista de Greenpeace, en entrevista con DW. "Estamos en crisis, necesitamos acciones valientes".

También se sintió ese espíritu de optimismo en la Cumbre de la Juventud sobre el Clima de las Naciones Unidas, en la que más de mil jóvenes de más de 140 países se reunieron durante el fin de semana para discutir estrategias de protección del medio ambiente y lograr que los políticos tomen en serio el calentamiento global y actúen en consecuencia.

USA | Demonstranten beim Global Climate Strike in New York City (DW/C. Bleiker)

Nanoua Ewekia y Laloniu Suinane, de Tuvalo, acudieron a Nueva York para asistir a la Cumbre Climática de la Juventud.

"El cambio climático da miedo, especialmente cuando lo ves con tus propios ojos", dice Nanoua Ewekia, de 20 años. Proviene de Tuvalu, una nación insular del Pacífico que está en peligro de ser tragada por las aguas debido a la subida del nivel del mar. "Necesitamos alzar la voz para que la gente como él [el presidente estadounidense Donald Trump] nos escuchen, ¿cómo se sentirían si estuvieran en nuestro lugar?".

La gente de paíes como Tuvalu prestarán especial atención a la cumbre climática de la ONU. Porque si las medidas que los jefes de estado quieren proclamar no llegan lo suficientemente lejos, pueden perder sus hogares para siempre.

(lgc/cp)

DW recomienda