Nueva ministra de Exteriores de Alemania quiere reforzar la UE | Europa | DW | 09.12.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Nueva ministra de Exteriores de Alemania quiere reforzar la UE

Annalena Baerbock apunta hacia la UE como eje de su política exterior y a Francia como el amigo más importante de Alemania. En sus visitas inaugurales a Bruselas y París, la nueva ministra enumera sus prioridades.

De buen humor: la ministra de Asuntos Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, y el Comisario de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell, en Bruselas.

De buen humor: la ministra de Asuntos Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, y el Comisario de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell, en Bruselas.

Ha venido a Bruselas a escuchar, anunció Annalena Baerbock antes de su visita al representante de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell. Y lo hizo ampliamente. En lugar de la hora prevista, la reunión con el máximo responsable de la diplomacia de la UE duró dos horas. "Querida Annalena, ¡felicidades!", dijo el español Borrell en alemán. Se alegró mucho de que la nueva ministra de Asuntos Exteriores viniera a Bruselas en su primer día de trabajo, continuó Borrell en inglés. "Esta visita tiene una gran importancia simbólica para la UE".

Borrell dio fe de la "agenda absolutamente positiva" de Baerbock y le agradeció los objetivos comunes. "Compartimos la prioridad de reforzar la soberanía de la UE", dijo. "Queremos que la UE sea un actor global creíble". Es la primera vez que un jefe de la cancillería alemana visita, además de París, la UE en su primer día de trabajo, un gesto intencionado de la nueva ministra.

"Europea de todo corazón"

"Soy una verdadera europea de todo corazón", aseguró Annalena Baerbock a su anfitrión, sonriendo ante la prensa en un inglés fluido. Dijo que el nuevo Gobierno alemán se basa en la premisa de que la política de la UE debe ser más que la suma de las 27 políticas de los Estados miembros individuales. "También hay problemas dentro de la UE, pero nunca debemos olvidar la increíble historia de éxito", dijo la ministra de Asuntos Exteriores, sin explicar si se refería a la disputa entre Polonia y la UE sobre el Estado de derecho o a las diferentes posiciones sobre la política frente a China. No se permitió a los periodistas hacer preguntas, tras la breve comparecencia ante la prensa.

Annalena Baerbock viajó en tren de París a Bruselas.

Annalena Baerbock viajó en tren de París a Bruselas.

En los próximos días, Josep Borrell y Annalena Baerbock quieren seguir debatiendo sobre temas como Bielorrusia, la migración, Ucrania o los Balcanes Occidentales, que apenas se pudieron mencionar este jueves. Ambos se volverán a ver el fin de semana, en la reunión del G7 en Birmingham, y luego el lunes, en la reunión ordinaria de ministros de Asuntos Exteriores de la UE. Pasará más tiempo con Josep Borrell en sus primeros días de trabajo que con su propio jefe, el canciller Olaf Scholz, bromeó la política de los Verdes.

Amistad con Francia

La visita inaugural al ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, esta misma mañana en París, ha sido igual de armoniosa y quizá un poco más concreta en cuanto a su contenido. "¿Qué puede ser mejor para una ministra de Asuntos Exteriores que estar en París en la primera mañana en su nuevo cargo?", dijo Annalena Baerbock en la rueda de prensa con Le Drian.

Jean-Yves Le Drian, que ya ha conocido a dos ministros de Asuntos Exteriores alemanes, sonrió satisfecho. Es "una bonita tradición" que los ministros de Asuntos Exteriores alemanes siempre visiten primero Francia. Annalena Baerbock y Le Drian se aseguraron mutuamente su amistad personal y la amistad de sus países. Para Alemania, "no hay amigos más cercanos que Francia", aseguró Baerbock.

En las escaleras del Quai d'Orsay: Annalena Baerbock y Jean-Yves Le Drian, en París.

En las escaleras del Quai d'Orsay: Annalena Baerbock y Jean-Yves Le Drian, en París.

La ministra alemana de Asuntos Exteriores aseguró que Alemania hará todo lo posible para apoyar a Francia durante la presidencia del Consejo de la UE, en los próximos seis meses. "Pueden contar con nosotros", insistió. Y se refirió a la especial importancia de la conferencia de la UE sobre el futuro de Europa, por la que tanto apuesta el presidente de Francia, Emmanuel Macron, actualmente en campaña electoral. Bajo la presidencia francesa, se decidirá una nueva "brújula estratégica" para la UE, con apoyo de la ministra alemana de Exteriores, aunque incluya el establecimiento de una poderosa fuerza de intervención militar.

Solidaridad con Ucrania

París y Berlín demostraron unidad ante la crisis de política exterior más apremiante en Europa en estos momentos: el aumento de tropas de Rusia, por el que Ucrania se siente amenazada. "La integridad territorial de Ucrania no es negociable", subrayó Baerbock. "Rusia pagaría un alto precio político y, sobre todo, económico", advirtió la ministra alemana.

Josep Borrell, experimentado comisario de Exteriores de la UE y antiguo ministro de Exteriores español, deseó a Annalena Baerbock, que con sólo 41 años ha asumido su primer cargo gubernamental, "mucho éxito y alegría". Sin embargo, en su despedida en Bruselas, previó que será difícil que el cargo le traiga mucha alegría, en vista de las múltiples crisis en curso en el mundo.

(gg/rml)

DW recomienda