¿Nueva ley contra el espionaje en la red? | Alemania | DW | 05.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

¿Nueva ley contra el espionaje en la red?

Desde que comenzó el escándalo de espionaje de la NSA, la clase política alemana se ha sensibilizado más con respecto al tema, y ya se planea una nueva ley para aumentar la seguridad contra el espionaje en internet.

Mientras Alemania y EE. UU. negocian sobre el llamado “Acuerdo contra el espionaje”, el ministro alemán del Interior, Hans-Peter Friedrich, quiere tomar medidas concretas y planea una ley para que los proveedores de internet de Alemania transmitan sus paquetes de datos únicamente a través de redes alemanas y europeas. De ese modo, se espera obstaculizar el espionaje de datos de usuarios alemanes por parte de los servicios secretos estadounidenses. Este miércoles (6.11.2013), la propuesta será presentada en las negociaciones de coalición entre la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y el Partido Socialdemócrata (SPD).

El peligro del “ciudadano transparente”

Los detalles técnicos de la puesta en práctica del plan de Friedrich aún no se han dado

El ministro alemán del Interior, Hans-Peter-Friedrich.

El ministro alemán del Interior, Hans-Peter-Friedrich.

a conocer. También los expertos en tecnologías de la información son cautelosos al dar una apreciación: se trata de un tema “demasiado candente”, dijo un conocedor del área en entrevista con Deutsche Welle.

Pero una cosa es segura: si bien una red con esas características, es decir, limitada a la transmisión de datos dentro de Europa, dificultaría el espionaje de la inteligencia de EE. UU., al mismo tiempo podría facilitar que la Policía alemana vigile más a los ciudadanos, por ejemplo, a través de su intervención en importantes bancos de datos de este país, como el DE-CIX, en Fráncfort del Meno.

Justamente eso es lo que critica el jefe del sindicato Ver.di, Frank Bsirske, quien dijo al portal alemán Heise que la vigilancia del flujo de datos pone en peligro la libertad de opinión, de prensa y hasta de coalición, con lo cual peligra el sistema democrático en toda su magnitud. También el responsable de Protección de Datos del Gobierno alemán, Peter Schaar, criticó la propuesta del Ministerio del Interior en entrevista con Der Spiegel manifestando su “enojo y decepción” al constatar que Alemania ya dio un gran paso en dirección a un Estado de vigilancia.

Internet no tiene fronteras geográficas

Técnicamente hablando, no será fácil lograr que internet funcione dentro de fronteras

Frank Bsirske, jefe del sindicato alemán Ver.di.

Frank Bsirske, jefe del sindicato alemán Ver.di.

nacionales. La red está estructurada de tal forma que la transmisión de datos se produce de forma descentralizada, es decir, a través de varios servidores y puntos de empalme distribuidos por todo el globo. De ese modo, un mensaje de correo electrónico enviado desde una ciudad hasta una dirección de e-mail de esa misma ciudad puede viajar por todo el mundo en fracciones de segundo.

Ya existen algunas iniciativas a fin de proteger las comunicaciones por e-mail del espionaje de servicios secretos de otros países. Algunos proveedores de internet en Alemania, como Telekom y los portales GMX y Web.de ya ofrecen campañas con el lema “E-mail made in Germany” para garantizar un envío seguro de mensajes por la red. Eso significa que los e-mails se transmiten solo a través de servidores alemanes y no por puntos de empalme británicos, por ejemplo, donde podrían ser captados por ciberespías de otras partes del mundo. Los usuarios de servicios como los de Googlemail o Yahoomail no entran dentro de esa categoría, y podrían seguir objeto de vigilancia.

Más difícil acceder a portales extranjeros

La idea de una red interna europea para proteger a los usuarios del espionaje desde el extranjero aún no se ha desarrollado lo suficiente. Después de todo, una gran cantidad

Centro de elaboración de datos de Google en Finlandia.

Centro de elaboración de datos de Google en Finlandia.

de personas utilizan portales de EE. UU., como Twitter o Facebook. Si se llevaran a cabo los planes del ministro Friedrich, ya no sería tan fácil acceder a buscadores como Google, a no ser que éste pusiera a disposición proveedores que solo estuvieran conectados al flujo de datos europeo, algo técnicamente posible, según expertos, pero muy complicado y costoso. Lo mismo vale para las redes sociales, como Facebook, plataformas de fotografía como Flickr o descargas de música de iTunes, así como para las búsquedas a través de Wikipedia y el uso de muchos servicios internacionales en la red a los que todos ya estamos acostumbrados.

La cuestión que más preocupa a los expertos es si modificar la circulación de datos en internet y limitarla a las fronteras nacionales podría proteger eficazmente a los usuarios del espionaje. Según ellos, eso es dudoso, ya que todavía no se sabe con exactitud cómo funcionan los programas de espionaje, como, por ejemplo, PRISM. Si dichos programas accedieran a los datos de usuarios europeos a través de un cable submarino en el Océano Atlántico, tal vez la medida podría ser eficaz. Si lo hacen, en cambio, captando información en Alemania, entonces el poner límites geográficos a la red no tendría sentido.

DW recomienda