Nubarrones sobre la industria solar alemana | Ecología | DW | 27.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Nubarrones sobre la industria solar alemana

Se esperaba que el abandono de la energía atómica en Alemania diera un gran impulso al sector solar. Pero actualmente sus pérdidas se multiplican y se habla incluso de quiebras. El sector cree saber quién tiene la culpa.

default

Módulos solares: en China, más baratos.

La culpa la tienen otra vez los chinos. Por lo menos eso opina Frank Asbeck, presidente de la empresa Solarworld, con sede en Bonn. En una entrevista con la revista económica “Capital”, Asbeck dice que los chinos han comenzado una guerra industrial. El Estado chino abrió para el sector solar una línea de créditos por un total de 21.000 millones de euros a intereses muy bajos, agrega, “y las empresas ofrecen sus productos hasta un 30% por debajo de los costes de producción”.

Yingli Solar

Yingli Solar: publicidad en Alemania.

En efecto, desde 2011, los fabricantes alemanes de células y módulos solares registran pérdidas. Tanto la empresa Conergy AG, de Hamburgo, como Q-Cells, hasta hace poco una firma modelo, anotan en sus libros números rojos. También Phoenix Solar, de Baviera, perdió dinero nuevamente en el segundo trimestre de este año. Una de las pocas excepciones es Solarworld, que aún obtiene ganancias.

Alemania subvenciona al sector desde hace años

En Alemania se olvida a menudo, sin embargo, que la industria fotovoltaica nacional también es subvencionada, si bien indirectamente: a través de precios garantizados para la energía solar que se introduce en la red. Ciudades del este de Alemania han atraído además a empresas solares con diversas exenciones impositivas y subvenciones.

Symbolbild Verbraucher Strom Preis Stecker und Steckdose

A partir del 2012, el precio para la alimentación de la energía solar a la red no será superior al de la energía convencional.

No obstante, David Wedepohl, de la Asociación Alemana de la Energía Solar, dice que la situación en China es muy diferente a la de Alemania. En China, agrega, los créditos baratos son exclusivamente para empresas chinas. Mientras empresas extranjeras, entre ellas Sharp y First Solar, invierten en Alemania y operan en su mercado abierto, el mercado interno chino está prácticamente cerrado para las empresas alemanas, dijo Wedepohl a Deutsche Welle.

Módulos que no se venden

A ello se agrega que muchas empresas –no sólo alemanas—sufren actualmente los efectos de una fuerte caída de precios. “Es el resultado de excesivas capacidades de producción”, subraya Wedepohl. En particular en Asia, agrega, la producción aumentó en los últimos tiempos mucho más rápidamente que la demanda mundial. Muchos países europeos están recortando además últimamente sus subvenciones de miles de millones de euros a la energía solar.

07.03.2008 DW-TV Made in Germany Q-Cells

Q-Cells: números rojos.

Y en Alemania, el pago por alimentación de energía solar a la red también disminuye todos los años. Los mercados extranjeros no han absorbido la reducción de la demanda en Alemania. Por ello, concluye Wedepohl, el precio de venta de los módulos se ha reducido a la mitad desde 2008 hasta hoy.

El sector piensa a largo plazo 

A pesar del mal comienzo de año, la industria alemana de energía solar es optimista. La técnica fotovoltaica, dice Wedepohl, cobrará cada vez más importancia, también en otros países. Ello significa que aún cuando el porcentaje de empresas alemanas que operan en el mercado mundial disminuya, su facturación total aumentará a largo plazo, agrega. Pero, subraya, ello significa también que las empresas alemanas deben abandonar las comodidades del mercado nacional y salir a conquistar otros mercados.

Tampoco hay que olvidar que no a todas las empresas del sector les va mal. Afectados están sobre todo los fabricantes de células y módulos solares. Menos afectados, los productores de silicio, los fabricantes de maquinaria y las pequeñas empresas de profesiones manuales especializadas en la técnica fotovoltaica.

Wedepohl ve incluso en la reducción de los precios fijos para la energía solar una chance para el futuro: a partir del 2012, el precio para la alimentación de la energía solar a la red no será superior al de la energía convencional. Y por ello, concluye, la energía solar adquirirá cada vez más importancia en el futuro.

Autores: Jutta Wasserrab/Pablo Kummetz
Editor: Enrique López Magallón



 

DW recomienda

Publicidad