NPD: ¿un partido neonazi en autodisolución? | Alemania | DW | 29.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

NPD: ¿un partido neonazi en autodisolución?

Hace solo pocas semanas que los Länder alemanes emprendieron un nuevo intento para prohibir el partido neonazi NPD, pero éste parece autodiluirse. ¿Tiene aún sentido vetarlo?

Estúpido, más estúpido, Nazi, lema de una protesta ciudadana contra el NPD en Würzburg. 1° de mayo de 2013.

"Estúpido, más estúpido, Nazi", lema de una protesta ciudadana contra el NPD en Würzburg. 1° de mayo de 2013.

El Parlamento mantiene bloqueados los soportes financieros al Partido Nacionaldemocrático de Alemania (NPD) y su jefe acaba de renunciar en medio de acusaciones de malversación de fondos públicos y propuestas de miembros del mismo partido para que se suicide. Además, la Corte Constitucional estudia una demanda que pide su prohibición.

“El NPD se encuentra en una crisis existencial”, dice a DW Alexander Häusler, investigador de la extrema derecha, adscrito a la Escuela Superior de Düsseldorf. A pesar de haber logrado un mínimo de votos en las últimas elecciones generales, el NPD no puede recibir dinero del Estado hasta que no pague una multa de 1,27 millones de euros, impuesta por una corte, por haber presentado reportes de auditoría al Parlamento con cuentas turbias.

Ver el video 01:40
Now live
01:40 minutos

NPD debe ser declarado "ilegal".

A lo anterior se suma que el NPD obtuvo solo el 1,3 por ciento de los votos en los últimos comicios del pasado 22 de septiembre.

Dimisión o expulsión

El NPD se encuentra en medio de una tormenta de guerras intestinas por el poder. Su jefe, Holger Apfel, dimitió recientemente con la excusa de que estaba "extenuado", pero poco después abandonó el partido por completo. Apfel fue acusado por su propio partido de acoso sexual. Una denuncia que éste interpreta como “campaña de odio personal”.

“En el interior del partido de extrema derecha NPD tiene lugar una lucha por la futura orientación de la organización”, dice Alexander Häusler. Apfel, según el experto de Düsseldorf, quería conducir a su partido hacia un “radicalismo serio”. Lo que quiere decir que Apfel no quería que el partido pusiera mucho en evidencia su ideología neonazi.

No hay sucesor a la vista

“El plan de Apfel le trajo demasiadas enemistades en un partido conformado, en su mayor parte, por violentos con prontuario delictivo que representan, abiertamente, un espíritu fascista y que empezaron a ver a Apfel como un traidor”, agrega Alexander Häusler, que coincide con el politólogo Wolfgang Gessenharter.

"La dirección del NPD está compuesta por personas como Udo Pastörs que rechazan un curso suave”, concluye Gessenharter. El neonazi Pastörs, vicedirector del NPD, fue condenado por la Justicia en 2009 por sedición y difamación contra la minoría turca en Alemania. Ahora, en vista de la vacante, es muy probable que Pastörs asuma la dirección del partido.

Udo Voigt, que dirigió el partido entre 1996 y 2011, y fue obligado con intrigas a dejar su posición de mando, también parece estar dispuesto a retomarlo.

Más munición para su prohibición

Pero poco importa si es Pastörs o Voigt quien asuma la dirección de este partido radical alemán, pues “todo indica que el NPD dejará todo recato y desvelará sus verdaderas ideas nacionalsocialistas”, teme Häusler.

Una postura que le dará más argumentos a la máxima Corte de Karlsruhe para ordenar, definitivamente, la prohibición de este partido de ultraderecha que ha sobrevivido ya más de cincuenta años en la Alemania poshitleriana.

Audios y videos sobre el tema

Publicidad