Novia de Di Stéfano: “Estábamos enamoradísimos” | Europa | DW | 20.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Novia de Di Stéfano: “Estábamos enamoradísimos”

La costarricense Gina González, exprometida del recientemente fallecido Alfredo Di Stéfano, se mostró arrepentida de haber aceptado la propuesta de boda hecha por el legendario futbolista, 50 años mayor que ella. “Mala idea la de la boda. Si no nos hubiéramos intentado casar, no nos hubieran separado”, dijo González en una entrevista publicada este domingo (20.07.2014) por el diario de Costa Rica La Nación. “Ese fue el punto de separación. Me lo ha dicho todo el mundo, que para qué inventamos casarnos, que el error fue ése”, agregó.

González dijo que no tuvo temor de las repercusiones después de que Di Stéfano le propusiera con 87 años formalizar una relación sentimental de varios años en matrimonio. Los hijos del ex jugador, fallecido el 7 de julio a los 88 años por un paro cardiorrespiratorio, lograron frenar la boda al mandar el caso a los juzgados y reclamar la incapacidad de Di Stéfano.

“No me imaginé que no lo dejaran ser feliz”, dijo González. “Yo siempre estuve dispuesta a que se sentaran conmigo, que me pusieran a firmar lo que quisieran y yo se los firmaba. No, no, yo no tenía interés en nada, yo renuncio a lo que sea con tal de estar con él”, dijo González, quien actualmente reside en Argentina, donde nació Di Stéfano. La periodista defendió su amor con Di Stéfano: “Estábamos enamoradísimos”.

“Cuando abría la boca quedaba yo totalmente derretida. Me enamoré de él al instante”, recordó. “Alfredo no era romántico, para nada; yo le fui enseñando. Al final era hasta muchísimo más dulce y más cariñoso que yo. Al principio era frío”. González dijo que no piensa volver a residir a España, donde fue la asistente de prensa de Di Stéfano tras trabajar varios años en el Real Madrid.

“No me interesa el Real Madrid ya. No me interesa laboralmente, ni tener una puerta abierta ahí para nada porque no me planteo volver a vivir a Madrid, sin Alfredo sería una tortura. Sin él yo no aguanté. Con todos los recuerdos que tengo de él ahí, jamás”, espetó. (dpa)

ADVERTISEMENT