Nord Stream 2, otro problema por solucionar entre Rusia y Ucrania | Europa | DW | 04.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Nord Stream 2, otro problema por solucionar entre Rusia y Ucrania

La compañía energética rusa Gazprom y la ucraniana Naftogaz tendrán que negociar la continuación de los suministros de gas a través de Ucrania después de 2019, opina en entrevista el experto en energía Roland Götz.

Deutsche Welle: Ucrania está intensificando su lucha contra Nord Stream 2. Dinamarca sigue negando su aprobación para este gasoducto en el Mar Báltico, y Estados Unidos está amenazando con imponer sanciones a las empresas participantes. La compañía del mismo nombre, sin embargo, anuncia que comenzará pronto con el tendido de las tuberías. ¿Habrá gasoducto o no?

Roland Götz:Habrá Nord Stream 2, pero no funcionará tan rápido como pensó Gazprom.

Originalmente se planeó poner en funcionamiento el gasoducto a fines de 2019, porque en ese momento expirará el contrato de diez años ruso-ucraniano.

Nord Stream 2 no funcionará, de ninguna manera, con su capacidad al máximo desde el 1 de enero de 2020. Por lo tanto, Gazprom tendrá que seguir utilizando la red de gasoductos de Ucrania a gran escala, al menos hasta 2021, tal vez hasta 2022 o incluso hasta 2023.

¿Por qué?

En primer lugar, debido a Nord Stream 2. Su construcción podría retrasarse. Por ejemplo, la maniobra claramente política de Dinamarca de no permitir, por el momento, reubicar el gasoducto cerca de la isla de Bornholm, podría retrasar el trabajo durante varios meses, porque habría que cambiar la ruta. Si, además, EE. UU. pone en marcha las sanciones, probablemente no detendría la construcción, pero sí dificultaría su financiamiento. Y lo que es más importante, algunas empresas europeas que prestan servicios técnicos, podrían verse disuadidas de seguir haciéndolo.

¿Y segundo?

Debido a la conexión europea con Nord Stream 2, EUGAL. Por ella debería pasar, y a través de Alemania, la mayor cantidad de gas suministrado. La primera fase se construirá a fines de 2019, pero la finalización de la segunda está prevista para finales de 2020. Además, tarda algunos meses hasta que un gasoducto terminado esté en pleno funcionamiento.

Ucrania no se da por satisfecha con eso. Su objetivo es evitar la construcción del gasoducto en general, que es lo que Kiev está tratando de imponer en Bruselas.

El objetivo de Ucrania no puede ser impedir Nord Stream 2: no tiene ni posibilidades legales ni prácticas. En general, la idea de que este gasoducto deba negociarse en la UE a nivel estatal es absurda. Por ley, Nord Stream 2 es un proyecto económico, que puede llevarse a cabo dentro de la libertad general comercial y además cumple con las normas del mercado de gas de la UE.

En su opinión, ¿el gasoducto no es también una cuestión política?

Cada proyecto de infraestructura importante es siempre un proyecto político, cada carretera o cada aeropuerto tiene consecuencias políticas. Sin embargo, estas no determinan la naturaleza de un proyecto. A largo plazo, Gazprom quiere reubicar la mayoría de sus exportaciones hacia el oeste a través de tuberías submarinas.

Dr. Roland Götz, experto en energía ruso-europea.

Dr. Roland Götz, experto en energía ruso-europea.

Sin embargo, como acaba de decir, Gazprom tendrá que mantener el tránsito por Ucrania al menos a corto plazo. Después de todo, ¿significa esto que Moscú y Kiev tendrán que negociar la continuación del suministro de gas a partir del 1 de enero de 2020?

Sí, Gazprom debe encontrar soluciones a corto plazo para el período de transición de aproximadamente dos a cuatro años, hasta que Nord Stream 2 fucione a pleno rendimiento. Al mismo tiempo, deberá buscar también un acuerdo a largo plazo. No se trata de detener el tránsito por  Ucrania, que en este momento funciona muy bien. La tarea es encontrar nuevas formas de regulación contractual para el transporte de ciertas cantidades de gas ruso.

¿De qué cantidades estamos hablando? El jefe de Gazprom, Alexei Miller, habla de 10 a 15 mil millones de metros cúbicos por año.

En mi opinión, tendría que ser alrededor de 30 a 40 mil millones de metros cúbicos por año. Eso sería un poco menos de la mitad de lo que actualmente se transporta al oeste a través de Ucrania.

¿Y cree, de verdad, que Gazprom, que invirtió tanto dinero en gasoductos para eludir a Ucrania, podría estar de acuerdo con esas cantidades?

Sí, porque la red de gasoductos de Ucrania tendrá una gran e importante función de reserva durante un tiempo. Los suministros de gas están sujetos a fluctuaciones según las temporadas y, para responder a ellas, incluso si ambos gasoductos de Nord Stream están operando a plena capacidad, Gazprom tendrá que recurrir a otro sistema con regularidad para poder cumplir con sus exportaciones hacia el oeste. De lo contrario, Gazprom no podrá satisfacer la demanda europea.

El Dr. Roland Götz fue durante muchos años experto en Rusia en la Fundación Ciencia y Política de Berlín (SWP) y es uno de los expertos alemanes más afamados en el tema de las relaciones energéticas ruso-europeas .

Andrey Gurkov (RMR/ER)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 01:29

UE quiere mediar en disputa del gas ruso

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema