No hay pruebas del asesinato de químico negacionista alemán por relacionar vacunas y grafeno | Europa al día | DW | 14.12.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

No hay pruebas del asesinato de químico negacionista alemán por relacionar vacunas y grafeno

Andreas Noack murió "por causas naturales", confirman fuentes policiales y de la fiscalía en Alemania, desmintiendo el falso rumor expandido por internautas en Europa y América.

No hay pruebas que demuestren que un químico alemán negacionista ha sido asesinado por defender que las vacunas contra la covid-19 contienen grafeno, un rumor expandido por internautas en Europa y América pero que desmienten fuentes policiales y de la fiscalía.

Vídeos y mensajes compartidos en España, Alemania, Francia y Estados Unidos denuncian que Andreas Noack, que contaba con miles de seguidores en YouTube y Telegram, fue asesinado "cinco días después" de alertar, falsamente, de que la vacuna contra la covid lleva óxido de grafeno.

Este rumor se originó a partir de varios vídeos difundidos en redes sociales. El primero de ellos, de 2020, muestra cómo varios policías irrumpen en el apartamento de Noack durante una de sus transmisiones en vivo en internet.

Un año después, Noack publicó otra grabación en la que decía que las vacunas contienen grafeno, a raíz de un estudio publicado por un profesor de la Universidad de Almería (sur de España), que la propia institución ha rechazado al considerar que carece de rigor científico.

Un video antiguo y otro luego desmentido por su autora

El químico moriría días después y la que afirma ser su pareja alimentaría enseguida la tesis del asesinato, con unas declaraciones en las que aseguraba que este había sido "atacado brutalmente" durante un asalto al que "no sobrevivió". Sin embargo, la misma mujer se retractaba posteriormente y aclaraba, en otro vídeo, que el químico había muerto de un "ataque cardíaco".

El servicio Efe verifica, de la agencia de noticias Efe, constata que no hay pruebas de que este químico negacionista haya sido asesinado. Noack falleció por un ataque al corazón, según la policía y su propia pareja.

La redada en la que agentes alemanes asaltaron el apartamento de Noack y su posterior muerte, "por causas naturales" según fuentes policiales, se produjeron con un año de diferencia. El propio Noack inició el rumor sobre la existencia de un complot contra sí mismo, a raíz de la operación llevada a cabo en noviembre de 2020 por parte de las fuerzas especiales de la policía bávara, informa el canal de televisión privada alemana, RTL.

Pero, si bien es cierto que los agentes irrumpieron en su domicilio, la operación "no estaba dirigida contra Noack, ni guardaba relación con el coronavirus". La policía buscaba a "otra persona que se encontraba en el mismo edificio" por orden de la fiscalía de Berlín, ha confirmado a EFE la Dirección de Policía de Mittelfranken.

De hecho, el químico volvió a aparecer en YouTube al día siguiente y aclaró que no había sido arrestado, según la plataforma de verificación americana Lead Stories y el canal de televisión pública de Alemania, ZDF.

Emergencia médica

Un año después, el 26 de noviembre de este año, Noack fallecía en su domicilio de Carintia, un Estado federado austríaco, por una dolencia cardíaca, según todos los indicios. La Policía de Carintia ha asegurado a EFE que "no existe ningún caso abierto" relacionado con la muerte del químico. También la Fiscalía de Klagenfurt, capital estatal, ha apuntado que "no existe ningún indicio de la implicación de terceros".

Según el diario austriaco Heute, la policía de la localidad austriaca de Wolfsberg informó a este periódico de que fue "una emergencia médica en la que no intervinieron terceros" y que el químico "murió de camino al hospital".

La que dice ser su pareja, Anna-Carina, también aclaró que Noack había muerto "por un ataque al corazón", eso sí, tras haber alimentado una teoría conspirativa sobre su muerte.

Falsa revelación sobre vacunas

Por otro lado, no es posible que "hayan asesinado" a Noack por "descubrir" que las vacunas contra la covid tienen óxido de grafeno ya que no había revelado nada: los antivirales no contienen esta sustancia.

Así se puede comprobar en la lista de ingredientes de los antídotos contra el coronavirus, que es pública y accesible en internet.

Ninguna de las vacunas autorizadas por la Organización Mundial de la Salud "contienen óxido de grafeno", aclara el servicio estadounidense de información sanitaria Health Desk.

Por lo tanto, ni Andreas Noack fue detenido por la policía ni hay pruebas de que este fuera asesinado por advertir de la existencia de óxido de grafeno en las vacunas. (efe)