No habrá elecciones anticipadas en Cataluña | Europa | DW | 23.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

No habrá elecciones anticipadas en Cataluña

El gobierno de Cataluña descartó este martes (23.09.2014) la posibilidad de que el presidente de la región del noreste de España, Artur Mas, convoque elecciones anticipadas el 9 de noviembre, día en el que se pretende celebrar el referéndum independentista. “La hipótesis con la que trabajamos es celebrar la consulta el 9-N y no las elecciones anticipadas. El presidente me ha transmitido que, en cuanto a las elecciones, no serán ni el 9 de noviembre ni a continuación”, dijo en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo regional, Francesc Homs.

Homs desestimaba así la posibilidad de que Mas hiciera una doble convocatoria para que los catalanes pudieran ir a las urnas en caso de que el Tribunal Constitucional vetara la consulta soberanista, como publicó el diario español El Mundo. El portavoz catalán añadió que Mas firmará en los próximos días el decreto de convocatoria del referéndum que pretende celebrar sin el consentimiento de Rajoy. El gobierno español insiste en que tiene todo preparado para recurrir el referéndum cuando esto ocurra.

Será una vez que se publique en el Boletín Oficial de Cataluña la ley de consultas que el Parlamento de la región aprobó el viernes 19 de septiembre para dar cobertura legal al referéndum, considerado ilegal por Rajoy. Mas abrió recientemente la puerta a un adelanto de los comicios de 2016 en caso de que el Ejecutivo español recurra la convocatoria del referéndum ante el Tribunal Constitucional y éste no pueda celebrarse.

Si Mas decidiera convocar comicios el mismo 9 de noviembre, evitaría tener que sacar las urnas de forma ilegal, como le pide un sector político y social que llama a la desobediencia civil, y también incumplir la promesa que lanzó reiteradamente en los últimos meses: “Habrá votación el 9 de noviembre”. La doble convocatoria también permitiría a los catalanes pronunciarse legalmente, aunque no para dar respuesta a las dos preguntas previstas en la consulta soberanista sobre la independencia sino para elegir a sus representantes en unos comicios en clave plebiscitaria. (dpa)

Publicidad