″Ninguna sorpresa″: aparecen vacunas falsificadas en México y Polonia | Coronavirus | DW | 26.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

"Ninguna sorpresa": aparecen vacunas falsificadas en México y Polonia

Hace tiempo que se teme que la campaña mundial de vacunación pueda atraer a estafadores, y eso es exactamente lo que ha ocurrido. Pfizer ha descubierto que las sustancias procedentes de México y Polonia son falsas.

Grupos criminales estarían pescando viales de vacunas vacíos para utilizarlos con fines fraudulentos.

"Grupos criminales" estarían pescando viales de vacunas vacíos para utilizarlos con fines fraudulentos.

Es un escenario terrorífico: confiando en que por fin se ha obtenido la ansiada vacuna contra el coronavirus, se paga mucho dinero, pero no se obtiene nada. Un medicamento ineficaz, una falsificación.

La campaña mundial de vacunación, que incluye la vacuna germano-estadounidense de las empresas BioNTech y Pfizer, ha cobrado impulso. Y, al parecer, está atrayendo a estafadores que quieren aprovecharse de la gran demanda de las pequeñas ampollas. En dos casos, el propio fabricante Pfizer ha investigado las falsificaciones y ha confirmado la sospecha de fraude. Las sustancias en cuestión proceden de México y Polonia.

Pfizer no se sorprende de las falsificaciones

En México aparecieron dosis con una etiqueta falsificada y, al parecer, según informó The Wall Street Journal, ya se habían administrado a 80 pacientes en una clínica. Nadie resultó perjudicado por la sustancia ineficaz.

Las ampollas habían llamado la atención porque estaban almacenadas en neveras de colores inusuales y tenían números de serie diferentes a los vendidos oficialmente al Estado. También tenían una fecha de caducidad diferente.

Vacunación en México: aquí con la auténtica vacuna de BioNTech-Pfizer.

Vacunación en México: aquí con la auténtica vacuna de BioNTech-Pfizer.

En los laboratorios del fabricante original estadounidense, Pfizer, la sustancia pudo ser claramente identificada como una falsificación. Para Lev Kubiak, responsable de seguridad global de Pfizer, no es ninguna sorpresa.

"Prácticamente todo el mundo en este planeta lo necesita. Algunos están desesperados por ello. La demanda sigue siendo mucho más alta que la oferta del material", dijo Kubiak a The Wall Street Journal. "Pronto podremos suministrar muchas más vacunas. Pero, hasta entonces, habrá un vacío de suministro que los delincuentes utilizarán para su provecho propio".

Polonia: fármaco antiarrugas disfrazado de vacuna

La Comisión Europea es uno de los principales clientes de BioNTech y Pfizer; solo en el segundo trimestre de 2021 estas empresas le suministraron 250 millones de dosis. Para 2023, la UE tiene previsto comprar 1.800 millones de dosis de la sustancia desarrollada en la ciudad alemana de Maguncia.

Sin embargo, parece que también ha habido al menos un caso de falsificación en la UE, puntualmente en Polonia. Ya a finales de enero, un hombre de 26 años fue detenido en relación con la falsificación de vacunas en la ciudad de Katowice, en la Alta Silesia, informó el canal de televisión polaco Polsat. Había puesto a la venta en la darknet tanto certificados falsos de pruebas PCR negativas como ampollas que contenían la supuesta vacuna de BioNTech-Pfizer.

Según el canal, un equipo de investigación de Polsat consiguió comprar varias dosis de la supuesta sustancia de BioNTech-Pfizer. La fiscalía de Katowice los remitió al fabricante para su análisis. Pfizer desenmascaró la falsificación. El ingrediente principal del líquido era un agente antiarrugas en lugar de la vacuna. La sustancia no se administró a nadie en Polonia. 

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la planta de Pfizer en Puurs/Bélgica (23.04.2021)

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la planta de Pfizer en Puurs/Bélgica (23.04.2021)

Adam Niedzielski, ministro de Sanidad no partidista del Gobierno nacional conservador del primer ministro Mateusz Morawiecki (PiS), por su parte, no les otorga mucha relevancia a los hechos. "El riesgo de que una dosis falsa entre en circulación oficial es prácticamente inexistente. Tanto la compra como la distribución de la sustancia la realiza el Estado, y todos los productos certificados se entregan directamente en los puntos de vacunación", dijo Niedzielski en una rueda de prensa.

Al parecer, el temor del ministro es que la noticia de las vacunas falsas tenga efectos colaterales: el Gobierno polaco lleva meses luchando con ahínco para que la población confíe en las vacunas.

En principio, la campaña oficial de vacunación en el país de 38 millones de habitantes va bien: hasta ahora se han vacunado más de 10 millones de dosis en Polonia, y más de dos millones de ciudadanos tienen ya una protección completa.

La OMS advierte sobre las falsificaciones

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) es consciente del problema de las falsificaciones. A finales de marzo, el director general Tedros Adhanom Ghebreyesus advirtió sobre las dosis de vacunas que se habían introducido de contrabando en el sistema al margen de las cadenas de suministro habituales. Varios departamentos de salud han informado a la OMS de estos intentos, dijo. Los "grupos criminales" también se hacían con viales de vacunas vacíos y los utilizaban con fines fraudulentos.

El director general advirtió también a la población que no obtenga vacunas de ningún otro sitio que no sean los programas de vacunación del Gobierno y que notifique inmediatamente los casos sospechosos a los sistemas nacionales de salud para que la OMS pueda conocerlos.

(few/lgc)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema