Nicaragua y la cifras de la economía que le hacen el juego al régimen | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 11.10.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Nicaragua y la cifras de la economía que le hacen el juego al régimen

Las cifras oficiales de la economía nicaragüense sugieren que el país es un éxito económico. ¿Va en Nicaragua la democracia hacia atrás, mientras la economía se mueve hacia adelante?

 Daniel Ortega y Rosario Murillo, el presidente y la vicepresidenta de Nicaragua.

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, y a su lado izquierdo, Rosario Murillo, esposa y vicepresidenta.

Según el último reporte actualizado del Banco Mundial, del 4 de octubre, la economía en Nicaragua pareciera estar mucho mejor de lo que permite concluir la degradación de la democracia en el tercer país más pobre de América Latina.

"El PIB real (en Nicaragua) aumentó un 10,3% en 2021 y continuó durante la primera mitad de 2022 con un crecimiento del 5,0%. El consumo privado facilitado por las remesas, más las exportaciones, impulsaron la expansión en la primera mitad de 2022”, asegura el reporte del Banco Mundial.

En comparación, y según esa misma entidad, el Producto Interno Bruto de Costa Rica, el país vecino y "modelo de desarrollo” creció en 2021 "solo” un 7,8% respecto a 2020, menos que el de Nicaragua.

Dudas sobre cifras del Banco Central de Nicaragua

¿Qué tan confiables son estas cifras? ¿Va la democracia nicaragüense hacia atrás, mientras la economía pareciera marchar hacia adelante? Expertos consultados por DW dudan de la veracidad de dichos datos económicos, en vista de la situación de represión política y social en Nicaragua, así como del cercenamiento de la libertad de prensa y de investigación periodística en ese país por parte del gobierno de Daniel Ortega.

"Las cifras del informe del Banco Mundial son muy sorprendentes. Algunos de los datos parecen sacados del Banco Central de Nicaragua (BCN), el cual carece de toda confiabilidad, debido a su falta de independencia”, explica a DW Désirée Reder, investigadora del Centro de Estudios sobre Conflictos de la Universidad Philipps, de Marburgo, y del Instituto Alemán de Estudios Globales y Regionales (GIGA), con sede en Hamburgo.

Las cifras del Banco Mundial se basan en datos propios, basados en estudios y encuestas, así como en datos sobre las cuentas nacionales y archivos de la OCDE, según indica el BM en su página web.

Désirée Reder, quien realiza un doctorado sobre "La legitimación de la represión violenta contra la disidencia pacífica” explica que el BCN se encuentra "bajo el control del gobierno”, y agrega que se trata de "números difíciles de verificar por fuentes independientes, toda vez que este año el Gobierno de Daniel Ortega ha prohibido de facto un total de 2.500 organizaciones no gubernamentales desde diciembre de 2018, por lo que en Nicaragua apenas quedan observadores independientes, periodistas y analistas no oficialistas”.

Cifras del Banco Mundial sobre la economía de Nicaragua

Cifras del Banco Mundial sobre la economía de Nicaragua

Problemas económicos y sociopolíticos en aumento

En este contexto, David Rosenthal, politólogo de la Universidad del Rosario, apunta en entrevista con DW que hay que tener en cuenta que "Nicaragua, luego de una recesión de dos años provocada por la crisis política de 2018, sufrió más caídas en la actividad económica debido a la pandemia y a los dos fuertes huracanes ocurridos en 2020”. Y agrega que sus mayores problemas económicos "coinciden con los problemas sociopolíticos provocados por el régimen de Ortega”.

Si el Banco Mundial asume las cifras de la economía nicaragüense del Banco Central de Nicaragua sin aparente verificación, ¿qué esperar de las cifras sobre pobreza? "El régimen no publica esos datos, pero Nicaragua es el tercer país más pobre de América Latina y el Caribe, después de Haití y Honduras”, indica la analista del GIGA Désirée Reder, y agrega que, según estimaciones "entre el 30 y el 43 por ciento de la población se encuentra en situación de pobreza”.

¿Sorprenden las cifras oficiales, y que sea casi imposible verificarlas de forma independiente?  "En absoluto. El régimen de Daniel Ortega y su vicepresidenta, Rosario Murillo, es extremadamente represivo. Todo científico, periodista o activista, o incluso un simple ciudadano, tiene que temer por su propia vida y la de su familia si se atreve a criticar o investigar la verdad”.

En Nicaragua cada vez más sectores económicos estarían en manos de miembros de las familias Ortega y Murillo. "Sus hijos ocupan altos cargos en la economía, y tienen o dirigen sus propias empresas y, por supuesto, persiguen sus propios intereses. El gobierno de Ortega aprobó, desde un comienzo, leyes favorables para las empresas”, reseña la investigadora. "El crecimiento económico se utiliza para mostrar legitimidad. Sirven para legitimar el rumbo que lleva el régimen, que afirma que a la economía y a la gente le va bien. Esas cifras le hacen el juego al régimen”.

(cp)

DW recomienda