Nicaragua: reforma tributaria causa masivos despidos en la industria tabacalera | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 07.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Nicaragua: reforma tributaria causa masivos despidos en la industria tabacalera

Agobiada por el aumento de aranceles a las importaciones, la principal empresa tabacalera del país cesó a la tercera parte de su personal y sus directivos no descartan más despidos en los próximos meses.

Con casi 90 años de existencia en Nicaragua, la empresa British American Tobacco Centroamérica (BATCA) despidió al 30% de su personal local, debido al "impacto dramático” de una reforma tributaria que aumentó en un 210% los impuestos al tabaco y disparó el contrabando de cigarrillos.

La medida fue divulgada por BATCA en un comunicado a inicios de esta semana, en el que anunció la decisión de "replantear su presencia” en Nicaragua mediante la reducción de su planilla de empleados y sus costos de operación. Es la primera empresa de importancia que revela el impacto de la reforma a la Ley de Concertación Tributaria, que el gobierno de Daniel Ortega aplicó en marzo de 2019.

Aunque la reforma dispuso fuertes aumentos al impuesto selectivo de consumo (aranceles de importación),  que rondan el 210% en el caso de los cigarrillos, los directivos de la Tabacalera no imaginaron que las consecuencias estaban a la vuelta de la esquina. Tan es así que apenas en octubre del año pasado BATCA inauguró en Managua su nuevo plantel de oficinas, a un costo de 4,5 millones de dólares.

"Esto nos tomó totalmente por sorpresa y mucho más nos sorprendió el monto del incremento fiscal: 210% de forma inmediata y más de 400% a tres años”, comentó Gustavo Mercado, gerente de Asuntos Externos de BATCA. Consultado por DW, el empresario dijo que la venta de cigarrillos en el país se desplomó en un 40% debido a la reforma fiscal que Ortega envió con trámite de urgencia al Parlamento dominado por el oficialismo, para afrontar la crisis económica derivada de las protestas de 2018.

El gobierno buscaba así compensar vía recaudación fiscal las pérdidas económicas de unos 2.000 millones de dólares, causadas por el cierre de miles de negocios comerciales y turísticos a consecuencia de la revuelta social.

Nicaragua Arbeiter auf Tabakfeld (picture-alliance/robertharding/R. Francis)

Trabajadores cosechan tabaco en una importante región productora situada en la norteña zona de Condega, Nicaragua. (Foto de archivo)

Reforma propició el contrabando

En un comunicado, BATCA explicó las razones del despido de la tercera parte de su personal, alrededor de 60 empleados: "Las reformas (…) tuvieron un impacto dramático en la industria legal del cigarrillo en Nicaragua”, ya que "los incrementos en el impuesto de 210% obligaron al sector formal a efectuar incrementos de precios que van más allá de la capacidad adquisitiva del consumidor”.

El incremento del precio de los cigarrillos derivó en un incremento del contrabando en un 45%. "Como resultado directo de dicha reforma, en seis meses Nicaragua pasó de ser el país con menos incidencia de cigarrillos ilícitos en la región, a ser un mercado mayoritariamente controlado por producto ilícito”, advirtió el comunicado.

 "Es muy serio para cualquier gobierno, con mayor razón para este régimen en profunda crisis, que una empresa instalada en el país desde hace décadas afirme oficialmente, de manera pública y por escrito, que en seis meses Nicaragua pasó de ser el país menos afectado por el contrabando de cigarrillos en la región, a ser el de mayor contrabando”, dijo a DW el experto en temas fiscales, Julio Francisco Báez.

El economista consideró "grave” la afirmación de British American Tobacco, "desde el momento que señala que la reforma tributaria los obligó a lanzar a la calle a la tercera parte de su personal”.

            

qualmende Zigarette in einer Hand (Imago Images/Sven Simon/F. Hoermann)

Lejos de lo que el gobierno preveía, los nicaragüenses no dejaron de consumir cigarrillos y el fenómeno provocó un aumento del contrabando. (Foto de archivo)

Mediante la polémica reforma, el gobierno elevó los impuestos bajo el supuesto de que aumentaría la recaudación fiscal, sin prever un impacto inflacionario a corto plazo. La inflación interanual aumentó en tres puntos porcentuales entre junio de 2018 y junio de 2019, ubicándose en un 6% de acuerdo con cifras oficiales.

Según el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, la medida fue "exitosa” pues permitió recaudar 4.000 millones de córdobas (119,4 millones de dólares) entre marzo y junio pasado. Sin embargo, la misma reforma prevé nuevos incrementos a los aranceles de importación en los dos próximos años, lo que de acuerdo a los expertos seguirá mermando el volumen de ventas. En el caso de los cigarrillos, el aumento será del 435% en 2021. "El régimen ha quedado en ridículo. Está demostrado que una reforma que logra pequeños incrementos de recaudación en los primeros meses, a la postre fracasa irremediablemente", indicó el economista Báez.

Empresarios alarmados

El gobierno no ha formulado comentarios sobre las medidas adoptadas por BATCA, con presencia en el país desde 1930. Según el gerente de la compañía, es posible que nuevas reducciones de personal se efectúen a partir de enero, cuando entre en vigor un incremento del 25% a los aranceles de importación.  La alarma se ha extendido a los empresarios, que temen que más corporaciones corran igual suerte. Otro de los rubros afectados por altos impuestos es el de los licores, cuyas ventas generan altas recaudaciones al Estado.

 "Las medidas tributarias fueron draconianas, pensadas para castigar al sector privado y someterlo”, opinó el empresario opositor Mario Arana, presidente de la Cámara de Comercio Americana-Nicaragüense, en declaraciones a DW. "Estaban destinadas irremediablemente a producir consecuencias no deseadas”, agregó.

Por su parte, el economista independiente Néstor Avendaño calificó como "descomunal” el aumento en los aranceles de importación de cigarrillos.

"Antes de la reforma, el impuesto era equivalente a 19,4 dólares por un millar de cigarrillos. Con la reforma se estableció en 59,7 dólares y se espera que suba hasta 103 dólares en 2021, cuando llegará al 431%”, explicó.

Advirtió que la reforma fiscal se aplicó en el momento menos adecuado. "Los gobiernos hacen reformas tributarias cuando la economía del país crece vigorosamente y no cuando enfrenta un momento de caída estrepitosa”, resaltó Avendaño. En abril de 2018 estallaron protestas sociales contra el gobierno de Ortega. Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la represión ejercida por policías y paramilitares dejó 328 muertos, más de 2.000 heridos, cientos de detenidos y unos 88.000 desplazados y exiliados.

(jov)

DW recomienda