Nelson Mandela no puede hablar, dice su exmujer | El Mundo | DW | 17.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nelson Mandela no puede hablar, dice su exmujer

El expresidente de Sudáfrica tiene tubos que le aspiran el agua de los pulmones, pero se comunica mediante gestos de la cara.

El estado de salud de Nelson Mandela sigue siendo grave. El héroe nacional de Sudáfrica, exmandatario y Premio Nobel de la Paz de 95 años, superó en los meses pasados una seria infección que lo tuvo ocho semanas hospitalizado, pero sigue en su casa un estricto tratamiento que, a la luz de lo conocido este domingo (17.11.2013), es bastante más duro de lo que se sabía hasta ahora.

La exesposa del líder antiapartheid, Winnie Dadikizela-Mandela, declaró al diario Sunday Independent que Mandela, conocido también como Madiba entre sus seguidores, ya no puede hablar y se comunica solamente mediante gestos del rostro. Sin embargo, “los médicos tienen la esperanza de que recupere la voz”, señaló Dadikizela-Mandela.

El respetado luchador por los derechos de la población negra se encuentra intubado para poder extraerle el agua de los pulmones, lo que obviamente imposibilita que pueda hablar de manera normal. La exesposa del líder negó tajantemente que Mandela se encuentre conectado a respiración artificial, como se ha especulado en algunos medios.

Tiene 22 médicos cuidándolo

El héroe nacional sudafricano fue internado en el hospital de Pretoria el 8 de junio con una grave pulmonía e incluso celebró su cumpleaños en la habitación del recinto médico, a cuyos alrededores llegaron cientos de ciudadanos a rendirle tributo y a rezar por su recuperación. Desde principios de septiembre está de nuevo en su casa de Johanesburgo, donde lo cuidan 22 médicos.

“Su dormitorio parece cuidados intensivos, sigue estando muy enfermo”, dijo la que fuera su mujer entre 1957 y 1996, quien especificó que “no puede articular palabras” y explicó que esto se debía a “todos los tubos que tiene en la boca para drenar sus pulmones”. Si bien la enfermedad que lo tuvo grave ya fue superada, los pulmones del nonagenario político siguen siendo frágiles.

“Es difícil para él, sigue siendo muy sensible a los gérmenes, por lo que debe permanecer en un ambiente esterilizado”, detalló Dadikizela-Mandela. Nelson Mandela pasó 27 años en la cárcel como opositor al régimen del apartheid en Sudáfrica, en donde contrajo tuberculosis. En 1994 se convirtió en el primer presidente negro del país. Durante su presidencia allanó el camino para la paz y la reconciliación de las razas en Sudáfrica.

DZC (dpa, AFP)

Publicidad