Neil Armstrong - La Luna era su destino | ZonaDocu | DW | 19.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ZonaDocu

Neil Armstrong - La Luna era su destino

"Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad." Neil Armstrong tenía 38 años cuando, en 1969, puso cuidadosamente su pie en la Luna, el primer hombre de la historia en hacerlo, y pronunció la legendaria frase.

Ver el video 42:36

Alrededor de 600 millones de personas estuvieron sentadas frente a su televisor durante la noche del 20 al 21 de julio de 1969, mientras seguían con asombro los primeros pasos del ser humano en la Luna. Neil Armstrong era el hombre del traje espacial blanco. Con la primera huella humana en un mundo extraterrestre, Armstrong se aseguró un lugar en la historia. "Houston, esta es la base 'Mar de la Tranquilidad', ¡el Águila se ha posado!", había informado previamente al control terrestre. Junto con su colega Buzz Aldrin, pasó aproximadamente unas dos horas y media explorando el paisaje lunar alrededor del lugar del alunizaje. Describió la superficie como carbón en polvo: "Puedo levantarlo con la punta de mi bota." Armstrong, que tenía raíces alemanas y escocesas-irlandesas, descubrió su pasión por volar a una edad temprana. Pero él quería ir aún más alto, y en 1962 dio el primer paso: la NASA aceptó a Armstrong como astronauta. En 1966, como piloto principal del "Géminis VIII", logró acoplarse a una nave espacial no tripulada en órbita, en lo que fue su primera cita con el espacio. Tres años después, su sueño más grande se hizo realidad. Armstrong dirigió la misión lunar "Apolo XI", condujo el pequeño módulo de alunizaje "Eagle" en su aproximación final manual sobre el satélite terrestre y fue el primero en salir de la escotilla, antes que su colega Buzz Aldrin. Incluso en su vejez, se emocionaba por los viajes espaciales. Cuando se le preguntó si volvería a viajar a la Luna, Armstrong respondió: "No creo que tenga la oportunidad, pero no diría que no estoy disponible." El 25 de agosto de 2012, Neil Armstrong murió en Cincinnati, Ohio. La película echa un vistazo al hombre que, según se dice, tenía los nervios de hierro, y que era taciturno y tímido en público.