Navalny versus Putin: el enfrentamiento | El Mundo | DW | 17.01.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

Navalny versus Putin: el enfrentamiento

Alexei Navalny regresa a Rusia. Es probable que la desigual lucha por el poder entre el crítico del Kremlin y el presidente Putin entre en su fase final. Y el mundo está mirando, opina Mikhail Bushuev.

'Envenenado' se lee en este cartel bajo el retrato de Navalni. Y continúa: 'Stop al terror de Putin'.

'Envenenado' se lee en este cartel bajo el retrato de Navalni durante una protesta frente a la embajada rusa en Berlín el 23 de septiembre pasado. Y continúa: 'Stop al terror de Putin'.

¿Qué puede esperar Alexei Navalny al volver a pisar suelo ruso este domingo (17.01.2020)? Se pueden concebir muchos escenarios: desde un nuevo intento de asesinato hasta un más que probable arresto, pasando por una improbable recepción triunfal, al estilo de una superproducción de Hollywood, en la que el resultado depende únicamente de la voluntad de un director impredecible.

El domingo por la tarde, el político opositor y periodista de investigación vuelve a Moscú en una aerolínea de bajo costo tras recuperarse en Berlín de un envenenamiento con una neurotoxina del grupo novichok y posteriormente en la Selva Negra por meses. ¿Qué puede pasar esta noche en el aeropuerto Vnukovo de Moscú? Probablemente esto: una recepción acalorada por parte de sus seguidores, contramanifestaciones orquestadas por el Kremlin y extras que estropean la imagen de un triunfo de Navalny. Y un arresto inmediato, ya sea frente a los medios de comunicación o en secreto por la puerta trasera.

También son imaginables otros escenarios: las autoridades rusas podrían cancelar el vuelo con poca antelación, romper el pasaporte de Navalny en el control fronterizo y enviarlo de regreso al extranjero, "conmutar" su libertad condicional de tres años y medio por una sentencia de prisión, arrestarlo por nuevas acusaciones o ponerlo bajo arresto domiciliario: el Kremlin, con el presidente Vladimir Putin a la cabeza, tiene varias opciones.

Para Putin, el regreso de Navalny es simplemente incómodo

Para otro (intento de) asesinato no necesitaría una acción tan sofisticada y luego tan vergonzosamente fallida como el ataque con veneno presuntamente encargado por el Estado con un arma química prohibida. También podrían deshacerse de Navalny con una anticuada pistola, al igual que su colega Boris Nemtsov en 2015. Es poco probable que el Kremlin entre en pánico y no encuentre soluciones. El regreso de Navalny se había anunciado con mucho tiempo de antelación y, por lo tanto, no es ninguna sorpresa.

Pero Putin también podría, contrariamente a todas las expectativas, dejar inicialmente que las cosas sigan como si nada hubiera pasado. El regreso de su mayor adversario político es incómodo para el presidente, pero ¿es un problema? Desde el punto de vista del Kremlin, el (intento de) asesinato del líder de la oposición rusa ya ha recibido las sanciones occidentales correspondientes. Rusia ya no se ve realmente disuadida por nuevas sanciones en caso de la muerte de Navalny.

¿Por qué regresa Navalny a Rusia?

En este contexto, mucha gente se pregunta: ¿por qué Navalny hace esto ahora? Claro, es valiente enfrentarse a un oponente en el Kremlin de esta manera. Pero, ¿no es también una locura arriesgarse al desastre, si no una muerte segura? Los motivos de Navalny son solo parcialmente comprensibles. Desde el extranjero su oposición ya no puede ser tan eficaz como en Moscú. El tema de la inmolación tampoco debe ignorarse: ¿puede realmente quedarse en la seguridad del extranjero con la conciencia tranquila cuando su confidente más cercana está bajo tanta presión?

El cálculo de Navalny puede simplemente querer ganar tiempo con este valiente paso. Pero tampoco uno debe quedar cegado por la exhibición de valentía del opositor. Él sabe muy bien que las posibilidades de Putin están mucho más allá de las suyas. Y probablemente no sepa mucho más de lo que todo espectador sabe en el apogeo de un éxito de taquilla de Hollywood: la situación para el protagonista parece desesperada, pero es casi seguro que habrá un final feliz. O tal vez no.

Ahí es exactamente donde nos encontramos ahora. El protagonista, un superviviente, ya escapó de la muerte una vez. ¿Sobrevivirá al próximo desafío? Es un enfrentamiento en una pelea despiadada e injusta. Y el mundo está mirando, hechizado. Sin poder intervenir.

(lgc/rr))

DW recomienda