Namibia borra su memoria histórica | El Mundo | DW | 22.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Namibia borra su memoria histórica

Namibia elimina testimonios de la época colonial: casi 100 años después de haber dejado de ser colonia alemana cambia los nombres históricos de ciudades y regiones.

Lüderitz, Schuckmannsburg, Steinhausen: lugares con nombres alemanes en Namibia son vestigios de la corta historia colonial del Imperio alemán en África.El Gobierno namibio decidió hacer desaparecer del mapa los antiguos topónimos. También afecta a “Caprivi”, el nombre de una región en la parte más oriental del país, que se deriva de Georg Leo Graf von Caprivi, sucesor de Otto Graf Bismarck como canciller del Reich entre 1890 y 1894. A través de un decreto, el Gobierno del presidente Hifikepunye Pohamba ordenó cambiar el nombre de la región por “Zambeze”, como el río que marca la frontera natural con Zambia. Schuckmannsburg, un pueblo situado junto al río Zambeze, llevará el nombre “Luhonono”; Steinhausen, una capital de la provincia, cambia por “Okarukambe”; Lüderitz, una ciudad costera en el suroeste de Namibia, por “!Nami=Nüs”. Los signos en el nombre marcan los chasquidos en la lengua de los Nama.

Lüderitz cambia por !Nami=Nüs

"Lüderitz" cambia por "!Nami=Nüs"

Resistencia contra los nuevos nombres

Los rebautizos forman parte de una reestructuración administrativa con miras a las elecciones parlamentarias y presidenciales dentro de seis meses. Fueron recomendados por la Comisión Nacional de la Campaña Electoral.

La sorprendente decisión causa polémica. “El país se está dividiendo en dos”, dice Eberhard Hofmann, editor en jefe adjunto del periódico “Allgemeine Zeitung” editado en alemán, con sede en Windhoek, la capital namibia. “A algunos les da igual, otros lo aplauden, pero también hay bastante resistencia entre los habitantes de Caprivi y Lüderitz.”

Cabe destacar que la resistencia no proviene de la minoría alemana, que representa alrededor de 20.000 de los 2,1 millones de habitantes del país. “En Caprivi no viven alemanes y en Lüderitz, la parte alemana de la población ha disminuido considerablemente a lo largo de los años”, explica Hofmann a DW. La gente está familiarizada con los nombres antiguos, que tienen su origen en el periodo colonial alemán, que duró solo 30 años.

La toponimia cuenta la historia del país

Lüderitz debe su nombre al comerciante de tabaco Adolf Lüderitz que compró la tierra alrededor de la ensenada que los portugueses llamaban “Angra Pequena” y pidió al por entonces canciller del Reich, Bismarck, proclamar la zona protectorado alemán. Fue el comienzo de la aventura colonial alemana en África.

Adolf Lüderitz, comerciante de tabaco

Adolf Lüderitz, comerciante de tabaco

Apenas diez años más tarde, el sucesor de Bismarck amplió el territorio de la colonia, a la que se le dio el nombre de África del Sudoeste Alemana, a través de un intercambio de tierras con Inglaterra, recibiendo una franja de 450 kilómetros de longitud y solo 30 kilómetros de ancho: la Franja de Caprivi. Los colonialistas esperaban poder utilizar la región y el río Zambeze para establecer un acceso más directo a la costa oriental de África. El plan no funcionó: aparentemente, los alemanes desconocían la existencia de las cataratas Victoria pocos kilómetros río abajo, que les impidieron seguir navegando.

¿Qué hay detrás de la “descolonización”?

La descolonización de los topónimos por parte del Gobierno y el antiguo movimiento de liberación SWAPO, 23 años después de la independencia del país vecino Sudáfrica, es un paso inesperado para los namibios y da lugar a preguntas. El historiador namibio Andreas Vogt considera los cambios de nombres “explotación cultural”. “Pero, dado las estructuras políticas aquí, no se puede saber muy bien de dónde exactamente viene la idea.” Es posible que alguien quiera instrumentalizar diferencias étnicas para intereses políticos, pero “la mayoría de los namibios lo rechaza”, dice Vogt. La gente quiere el progreso económico y personal. De esta manera, conflictos étnicos solo molestan.

Mapa histórico de la Franja de Caprivi, que documenta una expedición militar de los alemanes en 1908

Mapa histórico de la Franja de Caprivi, que documenta una expedición militar alemana en 1908

Namibia tiene otros problemas

Un sondeo del diario “The Namibian” acerca de los cambios de nombres apoya la tesis de Vogt: el 55 por ciento de los encuestados declara que existen problemas más importantes en el país. Solo un 19 por ciento se expresa a favor de la medida, mientras que un 20 por ciento la considera un derroche de dinero. El sector del turismo teme aún más perdidas financieras, por lo menos con respecto a Lüderitz. ¿Quién imagina una ciudad caracterizada por arquitectura colonial alemana detrás del nombre ¡Nami=Nüs?

Autor: Andreas Sten-Ziemons/Peter Eßer

DW recomienda

Publicidad