Nadine Heredia niega gestión de pagos para campaña de Humala | América Latina | DW | 27.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Nadine Heredia niega gestión de pagos para campaña de Humala

La exprimera dama es investigada por lavado de activos y asociación ilícita en medio del caso Odebrech.

La ex primera dama de Perú, Nadine Heredia, usó twitter para desmentir las declaraciones del publicista Valdemir Garreta, quien indicó que Heredia fue quien intervino para que Odebrecht y OAS, empresas brasileñas involucradas en una extensa red de corrupción, le pagaran cerca de un millón de dólares para asesorar la campaña presidencial de su esposo, Ollanta Humala en 2011.

En su cuenta de Twitter, Heredia escribió que "FX Comunicaciones fue contratada por el Partido Nacionalista, como consta en ONPE (Oficina Nacional de Procesos Electorales). No gestioné ningún pago adicional para el señor Garreta”.

Lea también:

Expresidente peruano Ollanta Humala y su esposa continuarán en prisión por 18 meses

Expresidente peruano Ollanta Humala y su esposa continuarán en prisión por 18 meses

Humala y su esposa fueron trasladados a la cárcel

Según la declaración de Garreta, a finales de 2010 el expresidente de OAS, Leo Pinheiro, le consultó "si tenía interés en realizar una campaña en Perú para el candidato Ollanta Humala". El propietario de la compañía MEK y FX Comunicacao Global, dijo que OAS se encargó de pagarle los servicios de asesoría durante la primera vuelta de las elecciones presidenciales de ese año.

Para la segunda vuelta electoral, que llevó a Humala a la Presidencia, Heredia le habría indicado a Garreta que se conte con Jorge Barata, por entonces jefe de Odebrecht en Perú, para recibir 700 mil dólares, que supuestamente se entregaron en efectivo entre abril y junio de 2011 en hoteles de Sao Paulo.

Humala y Heredia permanecen en prisión preventiva desde julio pasado, mientras la Fiscalía los investiga por lavado de activos y asociación ilícita, relacionada con los presuntos aportes irregulares recibidos en las campañas electorales de 2006 y 2011 del Gobierno venezolano y de empresas brasileñas, respectivamente.

MN (efe El Comercio)

DW recomienda