Myanmar se defiende ante la CIJ por acusación de genocidio contra rohinyás | El Mundo | DW | 11.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Myanmar se defiende ante la CIJ por acusación de genocidio contra rohinyás

Aung San Suu Kyi aseguró que la denuncia presentada ante el organismo internacional responde a una mirada incompleta y engañosa sobre lo que es un conflicto armado interno.

Aung San Suu Kyi, consejera de Estado de Myanmar, se presentó en la Corte Internacional de Justicia para defender al Ejército de su país frente a la acusación interpuesta por Gambia, que acusa actos de genocidio contra los rohinyás.

En la ocasión, la también premio Nobel de la Paz, defendió la actuación del Ejército de su país contra la minoría musulmana, a pesar de las acusaciones expuestas en la CIJ. Parte de sus afirmaciones apuntaron a una visión engañosa de lo que, según ella, ocurre en su país.

Suu Kyi detalló que "se han implementado medidas de seguridad en la zona de conflicto", asegurando que "en su país no se toleran las violaciones de derechos humanos". Sobre el problema denunciado, la líder definió como "conflicto armado interno" los enfrentamientos en el estado de Rakhine, al oeste del país, y describió varios ataques a los que han hecho frente varias comisarías de policía, que habrían tenido como objetivo a miles de agentes.

En el mismo sentido explicó que el término "operaciones de limpieza" utilizado por los militares para las actuaciones de respuesta en Rakhine "ha sido distorsionado", porque "en la lengua de Myanmar significa liberación de localidades en busca de terroristas".

Según Suu Kyi, el alto tribunal de la ONU no debe intervenir porque Myanmar ya ha iniciado las investigaciones necesarias respecto de las actuaciones más graves denunciadas, las que se encuentran en manos en los tribunales. "Si los militares han cometido delitos, serán procesados por la Justicia militar, tal y como dice la Constitución de Myanmar", aseguró.

El día anterior fue el turno del ministro de Justicia de Gambia, Abubacarr Tambadou, querellante en la demanda interpuesta en la ONU en este caso, denuncia que cuenta con el apoyo de los 57 países de la Organización para la Cooperación Islámica. En esa alocusión, Tambadou solicitó la Corte exija el cese de la barbarie, además de la implementación de medidas cautelares para proteger a los rohinyás. A lo que Suu Kyi solicitó por su parte que "el tribunal no las aplique porque podrían agravar el conflicto", adviritió.

mn (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |