Musulmanes, mezquitas y minaretes en Alemania: cifras y datos | Así es Alemania | DW | 09.12.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Así es Alemania

Musulmanes, mezquitas y minaretes en Alemania: cifras y datos

Tras el referéndum que prohibe la construcción de minaretes en Suiza, se ha vuelto a despertar el debate acerca del islam en Europa. En Alemania, la comunidad musulmana comprende a más de cuatro millones de personas.

La mezquita más grande de Alemania fue inaugurada en Duisburgo en 2008.

La mezquita más grande de Alemania fue inaugurada en Duisburgo en 2008.

Suiza lo tiene claro: dentro de la República Helvética no se permitirá la construcción de más minaretes- permanecerán en el país 4 mezquitas con sus correspondientes torres, pero la edificacción de nuevos alminares está desde ahora absolutamente prohibida.

Todo este tema ha despertado un debate en el que se recurre con frecuencia a la emoción. Sin embargo, muchos de los que opinan desconocen por completo la religión musulmana, así como las mezquitas y sus minaretes.

La comunidad musulmana en Alemania

Minarette und Moscheen in Deutschland und Europa, Gelsenkirchen

La comunidad musulmana reivindica su derecho a la oración en Alemania.

Según estimaciones, en Alemania viven unos 4,3 millones de musulmanes, es decir, más del 5 por ciento de la población total. Cerca de la mitad de estas personas (el 45 por ciento) son ya ciudadanos alemanes, el 55 por ciento restante conserva el pasaporte extranjero.

Gran parte de los musulmanes llegaron a Alemania a principios de los años sesenta. En principio, las autoridades migratorias germanas contaban con que la presencia de estas personas en el país sería transitoria, de ahí que también el ejercicio de la religión obtuviera un carácter provisional: la mayoría se conformó instalando un lugar para la oración dentro de sus propias casas.

Todo esto cambió en 1973, cuando debido a la crisis económica, el Gobierno alemán frenó la entrada de trabajadores extranjeros en el país. Conseguir permisos de trabajo se tornó mucho más difícil; el combinar temporadas en sus lugares de origen con temporadas en Alemania menos practicable para los musulmanes. Muchos optaron por traer a sus familias y establecerse sobre suelo germano. Fue a partir de entonces cuando estos inmigrantes empezaron a esforzarse por organizar su vida religiosa: nacieron las primeras asociociones de musulmanes y se construyeron las primeras mezquitas- templos que, en su mayoría, seguían existiendo en una especie de clandestinidad, "ocultos" en los patios traseros de los edificios.

Eso no significa que las mezquitas clásicas no hubiern impregnado ya antes la imagen arquitectónica de Alemania. La primera se construyó en los años veinte en Berlín-Wilmersdorf. Además, en las ciudades universitarias de Hamburgo, Múnich y Aquisgrán fueron edificadas otras para los estudiantes procedentes del mundo islámico.

El significado de las mezquitas

Una mezquita es un edificio sagrado dedicado a la oración musulmana. Junto a la función de ritual, las mezquitas sirven también como centro de debate y de enseñanza religiosa, así como punto de encuentro para la vida social.

Minarette und Moscheen in Deutschland und Europa, Tag der offenen Moschee Berlin Flash-Galerie

Mezquitas: lugar de culto y punto de encuentro.

Según datos del archivo islámico de Soest (Renania del Norte-Westfalia), en la República Federal alemana hay 240 mezquitas clásicas con cúpula y minarete y alrededor de 2.600 casas para la oración islámica.

En otoño de 2008, fue inaugurada en Duisburgo-Marxloh la mezquita más grande de Alemania. Sin embargo, la construcción de estos edificios deriva siempre en polémicos debates y, a menudo, también en el disgusto de la población que se manifiesta a través de preocupaciones banales, como los gastos que la edificación supondrá para el Estado o el aumento del ruido en las cercanías de estos recintos. Casi siempre, detrás de esto se esconde la intolerancia religiosa de las comunidades de vecinos.

Al parecer, cada vez más personas se toman la discusión sobre el islam como una ofensa personal. Sobre todo, muchos ven en los minaretes una provocación abierta de esta religión.

Llamada a la oración

Minarette und Moscheen in Deutschland und Europa, Neubau Moschee Pankow

Actualmente hay 240 mezquitas en Alemania.

El primer alminar o torre para el almuédano -musulmán que convoca al pueblo a la oración- fue erigida después de la muerte del profeta Mahoma, presumiblemente a principios del siglo VIII en Siria. Gracias a estas torres, los creyentes pueden oír mejor la llamada al rezo y, debido a eso, la altura de las mismas es importante. Hoy en día, los almuédanos se ayudan de altavoces.

No hay ningún mandato religioso que regule la construcción de minaretes. En las zonas cristianas de Bizancio y Siria en las que penetró el islam, se toma la arquitectura de las iglesias, sobre todo de las bizantinas, como ejemplo erigir mezquitas.

Desde el “Pacto de Omar” y otras leyes medievales, en los países islámicos a los judíos y a los cristianos no les está permitido edificar templos que superen en altura a las mezquitas. Tampoco en Alemania se permite que los minaretes sean más altos que las iglesias contiguas. Los expertos en el islam no consideran que los alminares sean un símbolo de fuerza, sino solamente un signo de representación.

Autora: Christina Beyert / Ana Sánchez Granado

Editora: Luna Bolívar Manaut

DW recomienda