Mursi será sometido a juicio en El Cairo este lunes | El Mundo | DW | 03.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Mursi será sometido a juicio en El Cairo este lunes

El destituido mandatario egipcio enfrenta cargos por incitación al asesinato que podrían terminar con el líder condenado a pena de muerte.

Este lunes 4 de noviembre, el destituido presidente de Egipto, Mohamed Mursi, saldrá del recinto secreto donde se encuentra detenido desde el pasado 3 de julio y llegará hasta la Academia Policial, en las afueras de El Cairo, para ser juzgado por un tribunal provisional, de acuerdo a informaciones emitidas este domingo (03.11.2013) por la televisión estatal, poniendo así fin a semanas de especulaciones sobre el tema.

Mursi fue destituido de su cargo como presidente por un golpe de Estado encabezado por las Fuerzas Armadas, que pusieron fin a un año de un régimen que fue elegido democráticamente, tras la destitución de su predecesor, Hosni Mubarak. Curiosamente, el lugar donde será sometido a juicio Mursi es el mismo donde se celebra el nuevo proceso contra Mubarak.

Contra Mursi pesan los cargos de incitación al asesinato de diez opositores durante las protestas del pasado diciembre de 2013, que exigían la salida del Gobierno de los Hermanos Musulmanes, al que acusaban de imponer una tiranía religiosa en el país, que desde entonces vive convulsionados episodios políticos.

¿Cadena perpetua?

Los Hermanos Musulmanes, agrupación política que daba apoyo a Mursi y que ha sido perseguida desde la caída de su Gobierno al nivel de tener a la mayoría de sus líderes encarcelados, calificó este domingo (03.11.2013) de “fabricadas” las acusaciones e instó a sus seguidores a manifestarse ante el tribunal, lo que hace temer estallidos de violencia. Las filas de los Hermanos Musulmanes han perdido a cientos de miembros por la represión.

Además de Mursi, tres asesores y otros once cabecillas de la Hermandad también serán sometidos a juicio, un proceso que no será transmitido en directo por la televisión y en donde estarán prohibidas las cámaras, grabadoras y teléfonos celulares. Si son hallados culpables, todos ellos podrían enfrentar la cadena perpetua e incluso recibir la pena de muerte.

El Gobierno del presidente interino, Adli Mansur, estaba llamado a organizar una hoja de ruta política que conduciría a las elecciones libres prometidas por las Fuerzas Armadas, pero ese proceso se ha ido dilatando, atizando las tensiones políticas en un país que se ve cada vez más afectado por una crisis que trasciende los debates del poder y repercute en el turismo, una de las principales fuentes de divisas de Egipto.

DZC (dpa, Reuters)

Publicidad