Mursi no es un caso aislado: ″Egipto es un estado militar y policial″ | El Mundo | DW | 19.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Mursi no es un caso aislado: "Egipto es un estado militar y policial"

La muerte del expresidente Mohamed Mursi revela las condiciones imperantes en las cárceles egipcias. La organización de los Hermanos Musulmanes, a la pertenecía Mursi, condena las inhumanas condiciones de detención.

Los Hermanos Musulmanes acusan a las autoridades de haber "asesinado" al expresidente de Egipto, Mohamed Mursi. Las malas condiciones de la prisión tenían el objetivo de matar lentamente a Mursi, dijo "Libertad y Justicia", el partido político de la Hermandad Musulmana. A Mursi se le habrían negado medicamentos en la prisión, además de recibir "comida asquerosa". Le negaron los "derechos humanos fundamentales". De eso está convencida la asociación.

Mursi habría sufrido un paro cardiaco. El fiscal ordenó una investigación sobre la causa de su muerte. El Gobierno egipcio es acusado de maltratar a los prisioneros, incluso a uno tan importante como Mohamed Mursi. Su muerte deja dudas sobre cómo está tratando el Estado egipcio a sus reclusos, dice Wenzel Michalski, director de Human Rights Watch Alemania, en entrevista con DW.

El Gobierno egipcio es acusado de "eliminar a sus críticos”

En 2016, Human Rights Watch realizó una investigación sobre la prisión de alta seguridad "Scorpion" en El Cairo, que reveló abusos espeluznantes. El personal de la prisión golpea brutalmente a los presos, los aisla en las llamadas "celdas disciplinarias", impide sus tratamientos médicos y les veta el contacto con familiares y abogados.

"La prisión es la cadena final de la represión del Estado”, concluye el informe. "Esto es lo que hace que los opositores políticos pierdan su voz y sus esperanzas", dice Joe Stork, director para el norte de África de Human Rights Watch, citado en el sitio web de la organización. Agrega que "el único propósito de esta prisión es servir como un lugar donde los críticos del gobierno pueden ser eliminados y olvidados".

"Maltrato a la orden del día”

"Sabemos que los prisioneros reciben descargas eléctricas y palizas con cables, además son abusados y sufren violencia sexual, también los hombres”, agrega Wenzel Michalski, director de Human Rights Watch Alemania, quien recuerda que en las cárceles egipcias el "maltrato está a la orden del día”. Gamal Eid, director y fundador de la "Red árabe de Información sobre Derechos Humanos", también denuncia graves violaciones de los derechos de los presos en las cárceles egipcias. "A menudo, los presos son mantenidos en régimen de aislamiento por más tiempo del permitido”, dice Eid a DW.

"Egipto es un Estado militar y policial”, resalta Wenzel Michalski. Por ello, el Gobierno no trata de persuadir a los disidentes de sus políticas, de formar mayorías o de buscar consenso. En cambio, impone sus intereses. Un factor importante es el hecho de que los militares controlan grandes partes de la industria. "El Ejército tiene un gran poder político y económico y, para mantenerlo, recurre a métodos brutales".

Llamado a la crítica

En vista de la situación, Stephan Roll y Luca Miehe, de la Fundación Ciencia y Política de Berlín, pidieron a Alemania y a la UE "criticar claramente las restricciones de los derechos humanos y civiles" en Egipto. El respeto de los derechos humanos, las libertades civiles y el buen gobierno deberían ser tema en las negociaciones de programas de la cooperación para el desarrollo ofrecidos a Egipto, recomiendan los dos investigadores.

(jov/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda