Mundial de Fútbol: debate sobre seguridad en Sudáfrica | Política | DW | 11.01.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Mundial de Fútbol: debate sobre seguridad en Sudáfrica

Tras ataque contra selección de Togo en Angola, en Sudáfrica, sede de la Copa Mundial de Fútbol, ha resurgido la discusión sobre la seguridad en ese país. Los sudafricanos se ofuscan por la comparación con Angola.

default

Philipp Lahm, de la selección alemana, juega con niños en Sudáfrica.

Estaba planeada como el ensayo final para la Copa del Mundo Sudáfrica 2010. Pero la Copa africana de Naciones en Angola se convirtió, antes de haber empezado, en una verdadera pesadilla para futbolistas, funcionarios y aficionados de dentro y fuera de África, pero también para todos los surafricanos que ahora temen ser confundidos.

"Occidente no debe pensar que lo que pasó en Angola, también va a pasar aquí", titulaba un diario de Johannesburgo. El diario expresaba lo que la mayoría de los surafricanos piensa: "No se puede comparar la situación de Angola que vive un conflicto armado, con la situación en Sudáfrica, que no lo tiene".

Pero lo que quieren los extranjeros no es comparar a Angola con Sudáfrica sino más bien saber si el país, con su historial comprobado de alta criminalidad, va a poder garantizar la integridad de los jugadores y visitantes de la Copa.

La realidad en números

Las cifras más actuales hablan por sí solas, a pesar de que se ha registrado un descenso de la criminalidad. Según las cifras presentadas por la entidad oficial de Estadística de África del Sur, dadas a conocer en Pretoria, entre 31 de marzo de 2007 y 31 de marzo de 2008, en ese país murieron asesinadas 18.487 personas. Eso significa que cada día murieron alrededor de 50 personas víctimas de un acto violento.

Las diferencias con Alemania son abismales,

Gewalt in Johannesburg Spezialeinheit der Polizei

La policía sudafricana en operación contra xenófobos violentos, en Ramaphosa.

si se tienen en cuenta las cifras de la Statistisches Bundesamt, con sede en Wiesbaden. En ese mismo período, en Alemania 370 personas cayeron víctimas de un asesinato, prácticamente "sólo" una persona por día, y eso que Alemania cuenta con el doble de la población de Sudáfrica cuyo último censo habla de 48 millones de personas.

Aún así, para los surafricanos esas cifras son muestra de que la situación ha mejorado, ya que hubo una reducción del 4,7% de homicidios. Apenas corridos nueve meses de 2009 se contabilizaron 36.190 violaciones contra mujeres y 118.312 casos de atracos a mano armada.

Nadie cancela un viaje a Washington, a pesar de ser "capital del crimen"

Para el Mundial, los africanos cuentan con la visita de 350.000 personas, a quienes los organizadores del mayor evento futbolístico de 2010 quieren convencer de que Sudáfrica no es Angola ni Liberia y mucho menos Somalia.

"África es un continente de 50 países en los que reinan muy diferentes situaciones", recalcó el jefe de la organización de la Copa Mundial 2010, Danny Jordaan. "Si en España ETA hace explotar una bomba, nadie va a poner en duda la realización de los Juegos Olímpicos de Londres", agrega Jordaan.

Naturaleza y zonas vetadas para extraños

26.06.2009 DW-TV Projekt Zukunft Flash-Galerie claudia halle suedafrika giraffe_crop

Exótica fauna. También ésto es Sudáfrica.

Un comité especial de seguridad de Sudáfrica 2010 elabora varios programas para garantizar el bienestar de los amantes del balonpié. Y la FIFA ha expresado estar "satisfecha" con la organización. Más de 100.000 agentes de policía serán desplegados por las ciudades sede de los encuentros. Europa además, está ayudando a Sudáfrica con el entrenamiento de personal para prevenir y o hacer frente a atentados terroristas, en caso de una eventualidad. La video-vigilancia ha sido también ampliada en todas las ciudades grandes y una cooperación entre las fuerzas armadas del Estado está en marcha.

Pero mucho del éxito en Sudáfrica dependerá de la conducta de los mismos aficionados. Al que respete las advertencias de no entrar en "zonas de alto riesgo", probablemente no vaya a sucederle nada. Esta es una regla que vale tanto para Johannesburgo, como para Nueva York o Caracas. Siete millones de turistas extranjeros visitan, anualmente, África del Sur, y la gran mayoría regresa encantada.

Autor: Leoni March / José Ospina-Valencia / dpa

Editora: Emilia Rojas

Publicidad