Mundial: Alemania puede defender el título | Futbol Internacional | DW | 06.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Futbol Internacional

Mundial: Alemania puede defender el título

El equipo nacional de fútbol alemán es uno de los favoritos en la Copa del Mundo Rusia 2018. Aunque Joachim Löw aún tiene que corregir algunas fallas, la selección alemana impresiona por su alta calidad. Un análisis.

La selección alemana a la Copa FIFA Moscú 2018

La selección alemana a la Copa FIFA Moscú 2018

"Moscú se convertirá en la capital mundial del fútbol, y le damos la bienvenida al trofeo como a un viejo amigo", dijo este 5 de junio Sergei Sobyanin, alcalde de Moscú. Todas las ciudades y todos los estadios están listos para la Copa del Mundo, agregó el jefe del comité organizador, Alexei Sorokin.

El equipo alemán, empero, aún tiene que mejorar su juego, como quedó en evidencia tras la reciente derrota ante Austria.

Leroy Sané no es una pérdida real

Hasta el primer partido contra México, Löw y su equipo de entrenadores tienen poco menos de dos semanas para  hacer de la selección el equipo que la Copa del Mundo exige.

No hay razón para entrar en pánico. Junto con Jonathan Tah, Bernd Leno y Nils Petersen, el entrenador nacional también sacó sorprendentemente a Leroy Sané. Para Löw, un equipo que trabaja dentro y fuera del terreno de juego tiene un papel más importante que un jugador individual con un gran talento, por lo que la eliminación de Sané es comprensible.

Reus al ataque

Este jugador de 29 años es uno de los eslabones más importantes en el sistema de Joachim Löw. "Lo percibo como un jugador increíblemente hábil, inteligente y sorprendente para el oponente; tiene una habilidad increíble en sus acciones, parece juguetón; su tiempo es el adecuado, incluso en el juego aéreo, es inteligente", lo elogió recientemente el entrenador.

Kroos, el jugador clave de Löw

Sami Khedira, Mesut Özil, Thomas Müller y Toni Kroos son los encargados del orden y el peligro en el centro del campo. Especialmente Kroos es la pieza clave en el sistema Löw. El actual ganador de la Liga de Campeones con el Real Madrid trae la tranquilidad necesaria, la visión general, pero también los momentos especiales del pase, que pueden decidir un partido

Timo Werner, que jugará su primer gran torneo, es uno de los jugadores más rápidos del equipo. En la temporada pasada para RB Leipzig anotó 21 goles y preparó 10.

En general, la ofensiva del equipo alemán impresiona por sus  jugadores experimentados de talla mundial, jóvenes y hambrientos de victoria. Más atrás están Julian Brandt, Julian Draxler, Sebastian Rudy, Leon Goretzka, pero también Ilkay Gündogan. Aunque aún no se presentan con tan alta calidad como los arriba mencionados, son muy buenos y útiles en sus posiciones individuales.

Boateng y Hummels son inmejorables

Si Jerome Boateng logra recuperar su condición, como parece, la defensiva alemana será muy difícil de romper. Boateng y Mats Hummels tienen, sin duda, talla mundial, y el respaldo que ofrece Niklas Süle es confiable. También están Matthias Ginter y Antonio Rüdiger, quienes son flexibles en sus posiciones. Esto le da al entrenador el espacio táctico necesario.

En los laterales, Joshua Kimmich es peligroso tanto adelante como atrás. Jonas Hector, que trabajará en el lado izquierdo, también hace un sólido trabajo defensivo.

El fuerte regreso de Neuer

Manuel Neuer se impuso sobre Marc-Andre ter Stegen, contra algunas previsiones. Su nominación tras la larga fase de rehabilitación tiene razones de peso: veloces reflejos, una buena visión general y espectaculares salidas.

La defensa del título es realista

Joachim Löw viajará a Rusia con una buena selección. La mezcla de jugadores experimentados, así como jugadores ávidos de triunfos, como Reus o Werner, hacen que el equipo sea un gran candidato para el título mundial.

Aunque la defensa de un título no ha sido posible durante 52 años -solo Italia (1934 y 1938) y Brasil (1958 y 1962) lo lograron-, eso podría cambiar en Moscú el 15 de julio.

Thomas Klein (jov/er)

DW recomienda