Mujica en Washington: mucho que conversar con Obama | América Latina | DW | 12.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Mujica en Washington: mucho que conversar con Obama

La legalización de la marihuana, la férrea política antitabaco uruguaya y la acogida de presos de Guantánamo son los temas que marcan la primera visita oficial del presidente uruguayo, José Mujica, a Estados Unidos.

Mujica, que culmina en marzo de 2015 sus cinco años de mandato, comenzará su visita oficial a en Washington el lunes 12, día en que se reúne con su homólogo estadounidense, Barack Obama. El regreso a Montevideo está previsto para el jueves. La agenda de Mujica en Estados Unidos es nutrida.

Uno de los temas centrales será la acogida en Uruguay de hasta seis presos de Guantánamo, “como refugiados o como inmigrantes”. Para Mujica, Obama "heredó el problema" de esa cárcel. "Él lucha por terminar con esa vergüenza de la humanidad y nosotros no podemos hacernos los distraídos", ha dicho.

Mucho se ha especulado respecto a eventuales contraprestaciones de Estados Unidos. Las declaraciones de Mujica al respecto han sido contradictorias. Por un lado dijo varias veces que iba a exigir algo a cambio de acoger a los presos. Por otro, manifestó que había que ayudar desinteresadamente a Obama a cerrar Guantánamo.

Legalización de la marihuana

También está en la agenda de la visita una polémica ley sobre marihuana, aprobada por escaso margen en ambas cámaras del Parlamento uruguayo. La ley otorga al Estado uruguayo el "control y la regulación" de "la importación, exportación, plantación, cultivo, cosecha, producción, adquisición, almacenamiento, comercialización, distribución y consumo" de la marihuana.

Mujica ha dicho en diferentes oportunidades que lo que busca es una "alternativa" para luchar contra el narcotráfico en vista de que la represión “no ha dado resultados. Para el presidente uruguayo “la batalla está perdida en todo el mundo y desde hace tiempo”. Y es por lo tanto “el momento de buscar alternativas”.

El mercado de la marihuana en Uruguay tiene un volumen calculado en unos 30 millones de dólares. A partir de su legalización se abren varias posibilidades económicas legales. Algunas de ellas son: el cultivo para el Estado, la venta de artículos relacionados con el consumo, la fabricación de ropa a partir de tela de cáñamo, la venta a terceros países para fines medicinales y el turismo. Se habla de que Montevideo podría pasar a ser la Amsterdam de América del Sur.

Que Estados Unidos pueda poner reparos a esa política en Uruguay es poco probable. Cada vez más estados norteamericanos autorizan el uso de la marihuana. Esta es ya legal en casi la mitad de Estados Unidos, en una u otra forma. En algunos estados para fines medicinales. En otros, por ejemplo Colorado y Washington, para el consumo privado. Obama dijo recientemente que considera que la marihuana no es más peligrosa que el alcohol. Mal puede entonces reprocharle nada a Mujica.

También el tabaco en la mira

También será analizada la campaña antitabaco que impulsa Uruguay, dijo la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz, que integra la comitiva. El Estado uruguayo es el primero que enfrenta una demanda por parte de una tabacalera, la poderosa Philip Morris, que la interpuso en 2010 ante el Ciadi, un tribunal de arbitraje del Banco Mundial. En todo caso, la embajadora de Estados Unidos en Uruguay ha declarado que su país “no tiene arte ni parte” en el conflicto de Uruguay con Philip Morris, por lo que más que un apoyo moral seguramente no habrá.

La demanda es por 25 millones de dólares, ha dicho la tabacalera estos días, “y no por 2.000 millones de dólares, como se ha dicho en medios de prensa”, dijo una portavoz de la empresa. La demanda se debe a las medidas antitabaco adoptadas bajo el Gobierno del hoy expresidente Tabaré Vázquez (2005-2010), que al igual que Mujica pertenece a la coalición de izquierda Frente Amplio.

Uruguay ofrecerá a Estados Unidos también cooperación por su experiencia en la reforma nacional de los servicios sanitarios, en sintonía con el programa "Obamacare", que aspira a impulsar la inclusión social y mejorar la calidad de los servicios de salud.

Las relaciones económicas bilaterales pasan por un muy buen momento. Con la visita, Uruguay desea colocar más de sus productos en el mercado estadounidense. Y cooperar también en ciencia y tecnología. Además quiere interesar a inversionistas en el área energética. Luis Almagro, el canciller uruguayo, ya firmó este viernes en Washington acuerdos aduaneros y de seguridad social. Además están sobre la mesa probables acuerdos comerciales bilaterales. Las perspectivas son en todo caso positivas. Junto a Mujica viajan también los ministros Luis Almagro (Relaciones Exteriores), Mario Bergara (Economía), Eduardo Bonomi (Interior), y Ricardo Ehrlich (Educación y Cultura).

Autor: Pablo Kummetz

Editora: Claudia Herrera Pahl