Muere primer paciente diagnosticado con ébola en EE. UU. | El Mundo | DW | 08.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Muere primer paciente diagnosticado con ébola en EE. UU.

El primer diagnosticado con ébola en Estados Unidos, un hombre liberiano de 42 años, murió en el hospital de Dallas, Texas, en el que estaba siendo tratado. El país reforzará ahora el control en cinco aeropuertos.

Duncan mostró síntomas de la enfermedad tras llegar el pasado 20 de septiembre a Texas desde Liberia.

Duncan mostró síntomas de la enfermedad tras llegar el pasado 20 de septiembre a Texas desde Liberia.

Thomas Eric Duncan se infectó de ébola en Liberia pero fue diagnosticado en un hospital de Dallas, Texas, en Estados Unidos. Allí murió en la mañana de este miércoles (08.10.2014), según informó un portavoz del centro de salud. El suyo fue el primer caso diagnosticado fuera de África desde el inicio de la epidemia.

"Con profunda tristeza y sentida decepción debemos informarles de la muerte de Thomas Eric Duncan esta mañana a las 7.51 horas ", dijo el portavoz del hospital Wendell Watson en un comunicado enviado por correo electrónico.

Duncan mostró síntomas de la enfermedad tras llegar el pasado 20 de septiembre a Texas desde Liberia, país de África Occidental, para visitar a su familia. Sin embargo, fue rechazado por un hospital, pese a que -según el testimonio de parientes- aseguró explícitamente que procedía de la zona afectada por el ébola. El gobierno liberiano lo acusó de todas maneras de haber mentido a su salida del país: Pese a que ayudó a una mujer moribunda en un taxi, aseguró no haber tenido contacto con enfermos. Cuando partió tenía una temperatura de 36,3 grados, o sea completamente normal.

El caso elevó los temores de que el peor brote histórico de ébola pueda propagarse en Estados Unidos. Así, el portavoz gubernamental Josh Earnest dio a conocer este miércoles que los viajeros procedentes de los países afectados por el ébola serán investigados en el futuro en cinco grandes aeropuertos estadounidenses para detectar eventuales síntomas. Se verán afectados por la medida los pasajeros que lleguen a los aeropuertos internacionales de Nueva York John F. Kennedy, Newark de Nueva Jersey, Chicago O'Hare, Washington Dulles y Hartsfield-Jackson de Atlanta.

Las nuevas medidas comprenderán por día a unos 150 viajeros, a los que también se les medirá la fiebre, según señalaron medios estadounidenses. La policía fronteriza CBP ya investiga ahora a todos los viajeros por posibles síntomas de la enfermedad, dijo una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional a la agencia de noticias alemana dpa, pero no dio a conocer el alcance de estos análisis.

Entretanto, el peor brote de ébola en la historia había causado la muerte de 3.879 personas de 8.033 casos registrados hasta el pasado 5 de octubre y no hay evidencia de que la epidemia esté siendo controlada en África Occidental, lamentó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

RML (dpa/reuters)

DW recomienda

Publicidad