Muere Alfredo di Stefano, un astro del fútbol | El Mundo | DW | 07.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Muere Alfredo di Stefano, un astro del fútbol

Di Stefano sufrió un infarto hace dos días junto al estadio del Real Madrid, el club con el que vivió sus momentos de mayor gloria. El legendario jugador falleció hoy (07.07.2014) en la capital de España a los 88 años.

Di Stéfano, conocido como "La Saeta Rubia", ocupaba en la actualidad la presidencia de honor del Real Madrid. Comenzó su carrera en el River Plate en su Argentina natal, y tras pasar por el Millonarios colombiano, recaló en el Real Madrid, donde formó parte del histórico equipo que ganó cinco Copas de Europa consecutivas, convirtiendo al club madrileño en referencia internacional. En 1991 terminó en el Santiago Bernabéu su carrera como técnico, que había iniciado en 1967 en el Elche, tras entrenar, entre otros, a Boca Júnior, River Plate y Valencia.

Inicios en Buenos Aires

Di Stéfano nació en Argentina en un hogar de inmigrantes europeos que arribaron al país en el siglo XIX en busca de un nuevo destino. La casa estaba ubicada en el barrio de Barracas, en la zona sur de Buenos Aires y muy cerca del puerto, una de las más pobres de la ciudad y donde se empezó a jugar al fútbol, importado por los marineros británicos.

De niño jugaba en las calles y en los terrenos baldíos de la zona, los llamados potreros. "Usábamos los árboles y las paredes como portería. Teníamos una pelota de goma que valía veinte guitas (pesos). Jugábamos hasta que venía el carrito (coche) de la policía y salíamos huyendo", recordó en su biografía, Gracias Vieja. Su primer equipo de barrio se llamó "Unidos y venceremos", que conformó junto a otros niños amigos. El club de sus amores en Argentina fue River Plate, donde inició su carrera como profesional en 1945. "Quién iba a pensar que iba a jugar en River. Era el sueño del pibe, como dice el tango", rememoró en una entrevista en 2008. Su primer rival fue Huracán, en un partido que finalizó con derrota 2-1. "Tenía que haber debutado antes, contra Newell's, pero el día que iba a jugar murió (Franklin) Roosevelt y suspendieron la jornada. ¡Me quería morir!", recordó.

En España

La carrera de Di Stefano discurrió en su mayor parte en España, donde se instaló para siempre con su familia, pero Di Stéfano no olvidó sus orígenes. Si bien adquirió expresiones y tonos muy españoles, su vocabulario no perdió los giros porteños de su tierra natal.

Al club madrileño llegó a mediados de la década de los 50, cuando contaba con 27 años. Se marchó del Real Madrid en 1964, con 38, tras perder la final de la Copa de Europa y habiendo disputado 396 partidos oficiales, en los que anotó 308 tantos. Se retiró dos años después en el Español de Barcelona. Nacionalizado español, Di Stéfano vistió la camiseta de la selección en 31 partidos y marcó un total de 23 goles.

MS (dpa/Reuters)

DW recomienda

Publicidad