Moscú: Occidente es una “amenaza existencial” para Rusia | Europa | DW | 31.03.2023

Visite el nuevo sitio de DW

Eche un vistazo a la versión beta de dw.com. ¡Y eso no es todo! Su opinión puede ayudarnos a mejorarla.

  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Moscú: Occidente es una “amenaza existencial” para Rusia

La nueva doctrina de política internacional del régimen ruso pretende “acabar con la dominación” de Estados Unidos y priorizará los lazos con China e India.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov.

Rusia presentó este viernes (31.03.2023) su nuevo concepto de política exterior, aprobado por decreto por el líder del régimen, Vladimir Putin, en el que se identifica a Estados Unidos de forma directa como el principal impulsor de la "línea antirrusa” de Occidente y se considera que eso constituye una "amenaza existencial” para el país.

"La naturaleza existencial de las amenazas a la seguridad y desarrollo de nuestro país impulsadas por acciones de países inamistosos es reconocida" en la nueva política, dijo el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, que agregó que Estados Unidos y sus aliados llevan adelante una "guerra híbrida" contra Moscú, cuyo régimen ordenó la invasión de Ucrania en febrero de 2022.

"Estados Unidos y en general la política de Occidente han sido identificados como principales instigadores y líderes de la línea antirrusa dirigida a debilitar totalmente a Rusia”, agregó Lavrov durante una reunión del Consejo de Seguridad ruso. En su discurso, el político constató "un nivel de tensiones internacionales sin precedentes en los últimos diez años".

Acabar con "dominación” estadounidense

El documento, publicado en el portal del Kremlin, señala que es prioridad de Rusia eliminar la "dominación" de Estados Unidos y de los países occidentales en los asuntos globales y se definió como una "civilización" que defiende a los rusoparlantes. La nueva política también consiga que "los pasos antirrusos de los países inamistosos serán abortados consecuentemente y con firmeza en caso de necesidad", para lo cual se considera incluso la actuación de las Fuerzas Armadas para "repeler o prevenir” un ataque.

Pese a todo, Lavrov aseguró que el nuevo documento no prevé que Rusia se aísle "de los países anglosajones y Europa continental". "No tenemos intenciones hostiles por definición en contra de ellos", dijo. Sin embargo, Rusia priorizará sus relaciones con otras zonas del planeta y "fijará el curso hacia el incremento del potencial de asociación estratégica con nuestros grandes vecinos, China, la India, los países musulmanes y también los países de Asia y el Pacífico, África, América Latina y el Caribe", añadió el ministro.

Putin, por su parte, calificó el nuevo concepto de "equilibrado" durante la reunión.

DZC (EFE, AFP)

DW recomienda