Moon y Trump subrayan importancia de sancionar a Pyongyang | El Mundo | DW | 07.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Moon y Trump subrayan importancia de sancionar a Pyongyang

Por medio de una conversación telefónica, los mandatarios de Corea del Sur y Estados Unidos coincidieron en calificar de “grave” la amenaza norcoreana.

Casi una hora duró la conversación telefónica sostenida este domingo (06.08.2017) entre los presidentes de Corea del Sur y Estados Unidos, Moon Jae-in y Donald Trump, donde abordaron en detalle la situación política de la península coreana, específicamente los escenarios que se abren luego de las nuevas sanciones aprobadas por Naciones Unidas contra Corea del Norte por sus últimos ensayos de misiles.

"Acabo de completar una llamada con el presidente Moon de Corea del Sur. Muy contento e impresionado con el voto 15-0 de Naciones Unidas sobre las sanciones a Corea del Norte", afirmó Trump en su cuenta personal de la red social Twitter. En tanto, la Casa Blanca detalló por medio de un comunicado que ambos líderes "dieron la bienvenida a la nueva resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que se aprobó unánimemente".

También hubo tiempo para referirse a la prueba misilística norcoreana del pasado 28 de julio y para ponderar la "grave y creciente amenaza directa" que Corea del Norte implica para Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, así como para "la mayoría de los países del mundo". Los jefes de Estado se comprometieron a "aplicar completamente todas las resoluciones relevantes y urgir a la comunidad internacional a hacer eso también".

Mano dura y mano blanda

Moon, que según la Casa Blanca fue quien pidió establecer la comunicación telefónica, expresó su deseo de que este nuevo conjunto de medidas de la ONU, que impone vetos sustanciales sobre varios sectores de la economía norcoreana, pueda "servir de catalizador para un cambio de actitud de Corea del Norte" y reconoció que la aprobación unánime de las sanciones constituye un hecho "sin precedentes”.

Trump consideró, por su parte, como un "cambio importante" el que se adoptaran estas sanciones "contundentes y exhaustivas" con los votos a favor de China y Rusia (los dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad más cercanos a Corea del Norte). Tanto Moon como Trump compartieron su "seria preocupación" por los avances que muestra la capacidad balística de Pyongyang y estuvieron de acuerdo en cooperar para castigar con "más presión y sanciones" sus ensayos de armas.

Moon comentó que además de exhibir mano dura con los test de armas de Pyongyang, quiere mostrarle al régimen que "la puerta al diálogo está abierta".

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda

Publicidad