Montevideo: mujeres claman por autonomía | América Latina | DW | 26.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Montevideo: mujeres claman por autonomía

La sesión inaugural de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe giró en torno a la autonomía física, la económica y la social, fundamentales para poder alcanzar la anhelada igualdad de género.

Übersicht Montevideo (Rojo/AFP/Getty Images)

La capital de Uruguay fue sede del evento auspiciado por la CEPAL.

Auspiciado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL), este martes (25.10.2016) se inauguró en Montevideo la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe. El evento de apertura estuvo marcado por discursos sobre la importancia de que las mujeres alcancen tres formas de autonomía –la física, la económica y la social– para poder hablar de una verdadera igualdad de género. En eso hicieron hincapié la presidenta de Chile, quien envió un mensaje videográfico, y la secretaria ejecutiva de la CEPAL, la mexicana Alicia Bárcena.

A la conferencia asistieron mujeres de 38 países, en representación de asociaciones civiles, organismos internacionales y regionales. Ellas condenaron la violencia de género al grito de "¡Ni una menos, igualdad queremos!”, mientras el anfitrión, Tabaré Vázquez, jefe de Gobierno de Uruguay, se retiraba de la sala. Bárcena abordó el tema, abogando por un pacto generacional y de género. La violencia de género "es un problema muy profundo y también tiene que ver con los derechos reproductivos” de las mujeres, dijo la jefa de la CEPAL. Este asunto "no puede ser considerado un tema privado”, agregó.

Bárcena reveló que doce mujeres mueren diariamente en América Latina y el Caribe por el solo hecho de ser mujeres. Por otro lado, datos divulgados en esta conferencia indican que las mujeres sólo constituyen el 23,9 de los gabinete presidenciales, el 29 por ciento de los Congresos y el 12,3 por ciento de las alcaldías. A su limitada presencia en las cúpulas institucionales y empresariales donde se toman las decisiones de alto impacto social, político y económico se suma el problema de la desigualdad en materia de ingresos económicos. Este mismo 25 de octubre, el Foro Económico Mundial se pronunció sobre ese asunto.

Según un informe de ese organismo, la igualdad de género podría retrasarse 170 años –hasta 2186– al frenarse de forma drástica los avances en educación, salud, oportunidades económicas y de empoderamiento político. La brecha actual entre las prerrogativas disfrutadas por hombres y mujeres –que se situó este año en un 59 por ciento– es la mayor desde 2008, añade el Foro (FEM), una organización sin ánimo de lucro con base en Ginebra. Según el informe de 2016, las mujeres ganan, de media, poco más de la mitad que los hombres, a pesar de que en general trabajan más horas.

Además, se cita el estancamiento de la participación en el mercado de trabajo, una media del 54 por ciento de mujeres en todo el mundo frente a un 81 por ciento de hombres. El número de mujeres en puestos de responsabilidad también se mantiene bajo: tan solo hay cuatro países en todo el mundo con igual número de hombres y mujeres legisladores, funcionarios de alto grado y directivos, a pesar de que 95 países cuentan ahora con tantas mujeres como hombres con formación universitaria. Las proyecciones basadas en los datos del Informe Global de la Brecha de Género 2015 apuntaban a que la brecha económica podría cerrarse en un plazo de 118 años (2133).

Sin embargo, este progreso se ha invertido desde entonces y el periodo se amplía a 170 (2186). La Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, que en esta ocasión se extendrá hasta el viernes (28.10.2016), es un órgano subsidiario de la CEPAL y es convocada con carácter permanente y regular, con una frecuencia de tres años para identificar las necesidades regionales y subregionales de las mujeres.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda