Modi envía señal para tratar de calmar las protestas en India | El Mundo | DW | 22.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Modi envía señal para tratar de calmar las protestas en India

El primer ministro dijo que los musulmanes “que son hijos del territorio indio” pueden estar tranquilos, y criticó a la oposición por azuzar las manifestaciones contra nueva ley de ciudadanía.

El primer ministro de India, el nacionalista hindú Narendra Modi, realizó una exhibición de fuerza este domingo (22.12.2019) al congregar a miles de partidarios en Nueva Delhi, pero al mismo tiempo envió una señal a quienes han protagonizado las masivas protestas en contra de la enmienda a la Ley de Ciudadanía, que es considerada discriminatoria por los musulmanes.

En su primera aparición pública tras la aprobación de la ley, que impide la nacionalización de los inmigrantes indocumentados que sean musulmanes, Modi aseguró que quienes profesan esa religión en India deben estar tranquilos. "Los musulmanes que son los hijos del territorio indio y cuyos ancestros son los hijos de nuestra madre patria no deben preocuparse”, aseguró el dirigente.

En su discurso, realizado en el marco del lanzamiento de la campaña del Partido Nacionalista BJP de cara a las elecciones legislativas de Nueva Delhi, Modi acusó al principal partido de la oposición, el Partido del Congreso, de indulgencia frente a la violencia, y de "extender rumores según los cuales todos los musulmanes serán enviados a campos de detención”. El primer ministro aseguró que "todas estas historias sobre los campos de detención son mentiras, mentiras, y mentiras”.

No preguntan religión

La enmienda de la Ley de Ciudadanía, presentada, discutida, y aprobada en tres días por las dos cámaras del Parlamento, permite a miembros de minorías religiosas perseguidas procedentes de Afganistán, Pakistán y Bangladesh, optar por la ciudadanía, excepto a los musulmanes. Inmediatamente, decenas de protestas se desataron en todo el país, dejando hasta el momento 25 muertos. Aparte de considerar esta medida discriminatoria, muchos consideran que pone en entredicho la laicidad del Estado al vincular ciudadanía con religión.

Modi respondió a las críticas que ha recibido el cambio legal preguntando "a quienes están propagando el odio: cuando el Gobierno central ha dado ayudas, ¿les preguntamos su religión o a qué partido apoyan? ¿Pedimos alguna prueba? El Gobierno ha ayudado a hindúes, musulmanes, sijs, cristianos, a todos". El dirigente agregó que no aceptará "falsas acusaciones de que estoy quitándole derechos a la gente”.

DZC (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda