Modelismo ferroviario: el mundo a escala | Cultura | DW | 07.11.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Modelismo ferroviario: el mundo a escala

El mundo del modelismo ferroviario se presenta en la feria de Colonia. DW-WORLD visitó dos de las empresas alemanas punteras en el ramo.

Casi 150 años de historia ferroviaria, en miniatura

Casi 150 años de historia ferroviaria, en miniatura

Del 9 al 12 de noviembre tiene lugar en Colonia la mayor feria dedicada en modelismo ferroviario. Más de 200 empresas especializadas en recrear el mundo entero a escala reducida presentan a orillas del Rin sus novedades en cuanto a trenes, casitas, buses, vías y andenes en miniatura se refiere. Más allá de los intereses comerciales, los del mundo lúdico de los niños están tan bien representados, que pueden asistir a la feria. Y jugar en ella.

En esta cita están presentes, dos empresas alemanas oriundas de lo profundo de la Selva Negra y punteras en el mercado del modelismo, cuyas fábricas visitó DW-WORLD antes de la feria. La una es Märklin, que desde hace 147 construye en Göppingen trenes y sistemas ferroviarios a escala. La otra es Faller, de la pequeña y acogedora, Gütenbach. Ésta última es especialista en empequeñecerlo todo: desde montañas y bosques hasta el supermercado y el jardín de infantes con sus bicicletas. La tarea del bricolador es construir y diseñar su pequeño mundo atravesado por vías y carreteras, como a bien tiene.

Modellbahn Märklin Holding GmbH Pressebild

Modellbahn Märklin Holding GmbH Pressebild

Un tema, un paisaje, una época

Debido a la complejidad de este sistema –“recrear la realidad a escala”, como dice el lema de la empresa Faller- por lo general cada "jugador" se especializa en un tema: en un modelo específico de tren, un paisaje, una época. Así por ejemplo, la empresa Märklin sacó para el mundial de fútbol Alemania 2006 el tren de los campeones del mundo de 1954 en Berna: el equipo alemán. Durante el legendario viaje de Spiez a Múnich, miles de espectadores se arremolinaron a lo largo de las vías del tren para ver pasar a sus héroes del balón. Faller, por su parte, con ocasión del Mundial Alemania 2006, ofreció un campo de fútbol de la calle en miniatura.

Handmalerei Märklin Holding GmbH Pressebild

Pintado a mano, en trabajo mayormente femenino



De padres a hijos

Aunque uno podría pensar que este mundo está concebido los niños, el jugador clásico del modalismo ferroviario -precisamente por su complejidad y, no por último, por su precio- son los hombres a partir de los cuarenta años. Y sus familias. Éstas son el grupo meta de ambas empresas.

Cuando en las familias se ha jugado con trenes y maquetas, los muchachos entre los 12 y los 14 años suelen entusiarse por el modelismo. Así lo explica a DW-WORLD Roland Gaugele, portavoz de Märklin. Los principales compradores de sistemas ferroviarios a escala son los hombres, mayores de 40. La mayoría de ellos proviene de Europa -más exactamente de Alemania, Austria, Suiza e Inglaterra. También en Estados Unidos el mercado ha sido siempre favorable para caro hobby del cosmos ferroviario y los mundos en miniatura.



Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda