Ministros franceses dan a conocer sus bienes | Europa | DW | 15.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ministros franceses dan a conocer sus bienes

Por orden del presidente François Hollande hicieron públicas sus posesiones. En el Gobierno socialista hay ocho millonarios.

La serie de polémicas y escándalos que han afectado al Gobierno francés llevó al presidente François Hollande a solicitar un inventario con los bienes de sus ministros. Con esa medida, Hollande busca evitarse problemas como el ocurrido con su exministro de Presupuestos, Jérôme Cahuzac, acusado de tener cuentas privadas en Suiza, algo que terminó siendo cierto.

La lista de archivos de los ministros, dada a conocer este lunes (15.04.2013) en el sitio web del Gobierno, mostró que en el gabinete hay ocho millonarios, algo que podría afectar la imagen construida por el presidente Francois Hollande de un equipo que viaja sencillamente y recibe salarios poco ostentosos. De hecho, al asumir recortó su salario y el de sus ministros en un 30 por ciento.

El inventario incluye al ministro de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, con una fortuna de 6,5 millones de euros, excluyendo su colección de arte. Precisamente Fabius también estuvo en el centro de la polémica al publicarse en el diario Liberation que tendría cuentas en Suiza, algo que él negó tajantemente.

“Es una enorme fortuna”

Michele Delaunay, viceministra de la tercera edad, declaró una fortuna heredada de 5,4 millones de euros, mayormente en propiedades, mientras el titular de Trabajo, Michel Sapin, mencionó un patrimonio por 2 millones de euros. "Es una enorme fortuna", admitió Delaunay en una entrevista con el periódico regional Sud-Ouest. "La oposición se va a hacer un festín con esta imagen de socialistas ricos", agregó.

El presidente espera que la decisión, sin precedentes en un país donde la riqueza es considerada un tema privado, calme el frenesí mediático sobre su exministro de Presupuestos, que afectó su autoridad en momentos en que intenta convencer al mundo de que puede ordenar las finanzas del país.

Sin embargo, su táctica podría fallar si el público se siente agraviado con tantos ministros millonarios mientras los hogares sufren de estancamiento económico y desenfrenado desempleo. El salario promedio francés es 1.600 euros mensuales y el desempleo ha subido constantemente des que asumió Hollande hasta alcanzar un 10,6 por ciento.

DZC (Reuters, dpa)

DW recomienda

Publicidad