Ministro de Exteriores alemán cederá jefatura del Partido Liberal | Alemania | DW | 03.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Ministro de Exteriores alemán cederá jefatura del Partido Liberal

Ante la profunda crisis de popularidad de su partido, el ministro alemán de RR.EE., Guido Westerwelle, anunció que no se reeligirá como presidente del FDP, socio menor de la coalición de Gobierno de Ángela Merkel.

default

Guido Westerwelle no seguirá frente a los liberales, pero si frente a la diplomacia, dice.

El polémico político cede así a la presión de las bases de su partido, que exigían su retirada tras la dramática derrota sufrida por la formación en las tres últimas elecciones regionales. Éste parece el resultado de la respuesta de los electores a una larga lista de polémicas desatadas por Westerwelle desde que llevara a su partido a formar parte del actual Ejecutivo germano.

“Nuevo comienzo” liberal

Guido Westerwelle und Philipp Rösler 2009

Guido Westerwelle (i), junto a un posible sucesor, el joven ministro de Salud, Philipp Rösler (d).

Tras diez años al frente del bloque liberal, Westerwelle no será candidato a la presidencia en el próximo congreso de su partido en mayo. "La despedida me resulta fácil porque un número de jóvenes personalidades están ya dispuestas a ascender a la dirección del partido y asumirla", dijo ante la prensa. Los liberales germanos aspiran a un “nuevo comienzo” que implica un “cambio generacional”, sugirió.

Este lunes se reúne la cúpula de la agrupación en Berlín. Aún no se sabe quién será el sucesor, pero se prevén como candidatos al ministro de Salud, Philipp Rösler, de 38 años, y al secretario general del FDP, Christian Lindner, de 32. Ambos abogan por una política partidista “más cercana a las preocupaciones cotidianas de la gente” y Lindner coordina los esfuerzos del partido por elaborar un nuevo programa, recuerda desde Múnich el Süddeutsche Zeitung.

Westerwelle, sin embargo, aseguró que pretende conservar su cargo como titular de la diplomacia germana. "Concentraré mi labor en el cargo de ministro de Exteriores y seguiré trabajando con todas mis fuerzas en aras del éxito del FDP", dijo el político de 49 años.

Como era de esperar, ya la oposición levantó las primeras voces en su contra. Miembros de Los Verdes y los socialdemócratas del SPD piden su dimisión. “Es difícil imaginar que permanezca en el gabinete tras ser tan desacreditado por su propio partido”, cita a Sebastian Edathy, del grupo parlamentario del SPD, el diario Die Welt.

Angela Merkel mit Guido Westerwelle nach der Bundestagswahl 2009

Westerwelle (d) llevó a su partido a la cima, como socio de coalición del Gobierno de centroderecha de Angela Merkel (i).

Con Westerwelle, a la cima de Berlín

Bajo el liderazgo de Westerwelle, los liberales volvieron al Gobierno federal en Berlín, como socio menor de la alianza de centroderecha con los democristianos de Ángela Merkel, tras conseguir un récord de casi 15 por ciento en las elecciones generales de 2009.

El político no contaba con que tal evolución de los acontecimientos después de una serie de elecciones regionales en las que los liberales quedaron fuera del Parlamento de Sajonia-Anhalt y Renania-Palatinado. Además, sólo a duras penas el partido consiguió el mínimo de cinco por ciento para mantenerse en Baden-Württemberg, un estado en el que había sido tradicionalmente fuerte. Así que las regiones le retiraron progresivamente la confianza y los últimos días se alzaron fuertes voces pidiendo su retirada.

En cualquier caso, el líder liberal queda por el momento en la historia a cargo del mayor triunfo de su formación en unas elecciones generales. Aunque bajo su égida el partido ha caído también con la misma fuerza con que se había levantado antes.

¿Ángel caído?

FDP - Plakat zur Bundestagswahl Ihre Arbeit muss sich wieder lohnen

La popularidad alcanzada en las generales de 2009, ha ido descendiendo de debate en debate...

Si este domingo se celebrasen elecciones, el FDP tendría dificultades para conseguir el mínimo necesario para la representación parlamentaria, indican las últimas encuestas. Westerwelle es considerado por algunos como un brillante orador, pero otros muchos le achacan un estilo provocador y populista. Pocos políticos alemanes han polarizado al público como él.

En medio de la crisis financiera y económica mundial Westerwelle insistió en la necesidad de bajar los impuestos siguiendo su lema electoral "Más neto del bruto". Enseguida, desató un debate sobre las ayudas estatales a ciudadanos y familias socialmente desfavorecidas, comparando la situación del país con la "decadencia romana".

Paralelamente, el ministro de Exteriores promovía y conseguía aprobar rebajas fiscales para el sector hotelero, no sin que más tarde saliera a la luz que el partido había recibido donaciones de una importante cadena de hoteles. Así que el FDP no ha podido evitar la etiqueta de organización proclive al clientelismo.

DOSSIER Bild Dossierbild Libyen Luftangriff 3

Dar la cara por la postura alemana en la intervención libia tampoco ha sido tarea que lo beneficie.

¿Política doméstica o política exterior?

Y mientras numerosos asuntos de política doméstica lo mantenían de polémica en polémica, Westerwelle tampoco ha conseguido hasta el momento sobresalir como ministro de Exteriores. A diferencia de la mayoría de sus antecesores, no pudo sacar partido del cargo en el que los políticos alemanes suelen conseguir más popularidad.

Si bien fue bajo su mandato que Alemania consiguió entrar temporalmente al Consejo de Seguridad de la ONU, su abstención en la votación para la intervención militar en Libia causó malestar en no pocos socios conservadores.

La difícil defensa de la posterior postura alemana, que no ha enviado soldados, pero sí apoya “indirectamente” la intervención, enviando efectivos de refuerzo a la misión de la OTAN en Afganistán (para aliviar a los miembros presentes en Libia), tampoco contribuyó a mejorar o aclarar su imagen ante la opinión pública. “No quiero un ministro que tenga que dejarse alabar por Gadaffi”, declaró el líder del partido Los Verdes, Cem Özdemir, en alusión a los elogios del líder libio a la postura alemana en la ONU.

Autora: Rosa Muñoz Lima / dpa, eps

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda

ADVERTISEMENT