Ministro de economía alemán propone fondo para combatir adquisiciones extranjeras | Alemania | DW | 05.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Ministro de economía alemán propone fondo para combatir adquisiciones extranjeras

El Estado alemán debería "en casos muy importantes" impedir que firmas extranjeras compren e intervengan como inversionistas en compañías que trabajan en tecnologías clave, dijo el ministro de Economía, Peter Altmaier.

El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, presentó este martes (05.02.2019) en Berlín su "Estrategia industrial nacional 2030", con el que busca evitar las adquisiciones de grandes empresas en Alemania mediante la creación de un fondo de inversión específicamente para abordar el problema. "Solo en casos muy importantes, el Estado debe poder actuar como comprador de acciones de la compañía por un período de tiempo limitado", señaló Altmaier.

"Planeamos crear un mecanismo de inversión nacional" para implementar el esquema, agregó, prometiendo reglas claras en lugar de decisiones "caprichosas" sobre cuándo intervenir. El proyecto de Altmaier es una ruptura marcada con el pensamiento económico alemán convencional, que prescribe una participación mínima del Estado en los mercados.

Temor por Pekín: vender la prosperidad alemana

Desde 2016, cuando Midea de China se hizo cargo del fabricante bávaro de robots industriales Kuka, los políticos han encendido las alarmas de que se están vendiendo elementos fundamentales de la prosperidad alemana, especialmente cuando Pekín está detrás.

En diciembre, Berlín reforzó las reglas de adquisición para sectores de "infraestructura clave" como la energía, la defensa y las telecomunicaciones, reduciendo el umbral para que el Gobierno revise y, posiblemente, bloquee a las empresas extranjeras que apuestan por las alemanas.

"La prosperidad de millones" está en juego

Ahora, el nuevo escudo se extenderá aún más, cubriendo compañías en negocios de "plataforma" como inteligencia artificial, vital para el desarrollo de la tecnología de conducción automática que se espera que afecte a la poderosa industria automotriz del país. En este sentido, Altmaier señaló que "la prosperidad de millones" está en juego, con una opción entre liderar el desarrollo de nuevas tecnologías o convertirse en una "extensión de la mesa de trabajo de otras personas". El ministro alemán explicó que para la competencia entre Asia, Estados Unidos y Europa se requiere la creación de "campeones nacionales y europeos".

Ahora, Altmaier pretende discutir la estrategia con políticos, empresas, asociaciones y sindicatos. Al final, una estrategia industrial para el Gobierno federal debería ser reafirmada.

Fusión Siemens-Alstom

Por otro lado, Altmaier citó a Siemens, Thyssenkrupp, fabricantes de automóviles alemanes y Deutsche Bank como empresas alemanas exitosas, junto con Airbus a nivel europeo. Las fusiones y adquisiciones dentro de la UE deberían facilitarse para asegurar su futuro, dijo.

Uno de estos proyectos, una fusión planificada de las unidades ferroviarias de Siemens con el fabricante de trenes francés Alstom, se enfrenta a la oposición de la autoridad de competencia de la UE. Pero Altmaier destacó que es necesaria una gran inversión en el sector ferroviario europeo.

"El Estado no es el mejor empresario"

Por su parte, Bernhard Mattes, presidente de la asociación del sector automotriz VDA, recibió con agrado las propuestas para reformar el sistema tributario, pero advirtió sobre la participación del Estado en la economía. "El Estado no es el mejor empresario", dijo.

Joachim Lang, director ejecutivo de la Federación de Industrias Alemanas (BDI), dio la bienvenida a la iniciativa. "Es hora de una política industrial general", dijo.

La Confederación de Sindicatos de Alemania (DGB) acogió con agrado las ideas de Altmaier, pero agregó que reducir la política industrial a una competencia global entre países era insuficiente. La participación limitada del Estado en las empresas tenía sentido, por ejemplo, en infraestructura clave, dijo el DGB.

Alemania no ha experimentado el mismo declive de los empleos industriales que las economías europeas comparables como Francia o Reino Unido. Según la autoridad de estadísticas de la UE, Eurostat, aproximadamente el 18,6 por ciento de los alemanes trabajaron en la industria en 2016, en comparación con el 10,5 por ciento en Francia y solo el 9 por ciento en el Reino Unido.

FEW (dpa, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda