Ministro alemán renuncia por escándalo político-policial | Alemania | DW | 14.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Ministro alemán renuncia por escándalo político-policial

El ministro alemán de Agricultura y anterior jefe de la cartera del Interior, Hans Peter Friedrich, renunció en medio de acusaciones de obstruir a la Justicia por haber roto el secreto de una investigación policial.

“Nunca habría imaginado que pudiéramos tener un escándalo de este tipo en Alemania. La trama es comparable a las que conocemos de los thrillers políticos estadounidenses”, dijo el jefe del Partido Liberal- Demócrata alemán, Christian Lindner, quien había demandado la renuncia del ministro Hans-Peter Friedrich, ex titular del Interior y actual jefe de la cartera de Agricultura. Friedrich -de la Unión Cristiano-Social (CSU), que es la hermana bávara de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel- también estba en la mirilla de Los Verdes y La Izquierda, que consideraban insostenible su permanencia en el cargo.

Como en todo thriller que se precie de tal, la historia es entreverada y hay muchos cabos sueltos, que las autoridades policiales y judiciales tendrán que tratar de atar. Pero las dimensiones políticas del asunto lo han convertido en un affaire de Estado. Y han llevado al ministro Friedrich a renunciar.

El caso Edathy

Todo comenzó cuando el año pasado, en el marco de una investigación internacional para desbaratar una red de pornografía infantil, salió a relucir el nombre del político alemán Sebastian Edathy, del Partido Socialdemócrata (SPD).

Sebastian Edathy

Sebastian Edathy

El asunto no había salido aún a la luz pública cuando Edathy renunció a su escaño parlamentario la semana pasada, aduciendo razones de salud. No se trataba de un diputado cualquiera. Incluso se había llegado a barajar su nombre como posible candidato a un cargo ministerial. Edathy saltó al primer plano cuando asumió la presidencia de la comisión parlamentaria constituida para investigar el caso de la NSU, una célula neonazi que cometió 10 asesinatos entre los años 2000 y el 2007. El resultado del trabajo de la citada comisión no dejó muy bien parada la imagen de la Policía alemana, que en un comienzo atribuyó los crímenes a rencillas entre inmigrantes y no siguió la pista de la extrema derecha.

La fiscalía de Hannover se pronunció este viernes, por primera vez, sobre la investigación contra Edathy, quien negó la posesión de material pornográfico. El jefe de la Fiscalía, Jörg Fröhlich, indicó que Edathy habría encargado a Canadá imágenes de niños desnudos de entre 8 y 14 años. “Si se trata de pornografía infantil o no, es un difícil asunto de apreciación”, apuntó Fröhlich.

El caso Friedrich

Hans-Peter Friedrich

Hans-Peter Friedrich

Días después de que Edathy dejara el Bundestag y perdiera la inmunidad, su vivienda y su oficina fueron registradas por la policía. ¿Qué se encontró en el allanamiento? Por lo visto, poco. Y ahí es donde entra en escena, en racconto, el exministro del Interior alemán, quien en su calidad de tal fue informado meses atrás de que Edathy estaba en la mira policial. Friedrich comunicó luego esa información a la cúpula del partido socialdemócrata, en momentos en que se negociaba la formación de una alianza de gobierno entre el SPD, la CDU y la CSU en Berlín. Y esa “infidencia” es la que ahora le ha costado el puesto a Friedrich, provocando la primera crisis de la actual coalición de Merkel.

La oposición acusó al ministro de haber traicionado el secreto, entorpeciendo en consecuencia la investigación. Y en el aire flota la sospecha de que Edathy pudo haber recibido una advertencia de que sería objeto de una investigación policial, con lo cual habría tenido tiempo de deshacerse de material comprometedor.

Friedrich aseguró este viernes en la mañana haber actuado de buena fe y no tener concienciar de haber cometido infracción alguna, indicando que no pensaba renunciar, a menos que la Fiscalía emprendiera una investigación formal en su contra. Pero, por lo visto, los acontecimientos se precipitaron y, con ellos, la dimisión del ministro, que se anunció horas más tarde. Friedrich insistió en haber actuado correctamente desde el punto de vista político y legal, aunque reconoció que la presión se había vuelto demasiado fuerte.

DW recomienda

Publicidad