Milosevic: ¡Otro que escapa a la justicia! | Política | DW | 11.03.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Milosevic: ¡Otro que escapa a la justicia!

Poco antes de ser dictada la sentencia del proceso por crímenes de lesa humanidad contra el ex presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, sus crímenes quedan impunes. Las reacciones en Europa y Alemania son diversas

Slobodan Milosevic, una borrosa y perversa figura de la historia.

Slobodan Milosevic, una borrosa y perversa figura de la historia.

¡Otro que escapa a la justicia! Esta ha sido, probablemente, la expresión más sincera de muchas personas después de escuchar que Milosevic había fallecido. Y aunque hubiera sucedido en una celda solitaria, su muerte fue natural y no a causa de torturas o fusilado, como los miles de inocentes que él mismo habría ordenado aniquilar.

Sus víctimas sobrevivientes lamentan ahora que el mayor culpable de la catástrofe de la última guerra de los Balcanes "evada" así la responsabilidad. Representantes de la Unión Europea, instan, por su parte, a "mirar hacia delante".

Conducta anti e inhumana

"Es deplorable que Milosevic no pueda ser culpado nunca y jamás vayamos a escuchar la condena", dice Hajra Catic, presidenta de la asociación de mujeres sobrevivientes de la masacre de Srebrenica, que con un "pero parece que Dios lo ha castigado", busca consolarse. Algo que, Fatmir Sejdiu, el presidente de Kosovo, no está dispuesto a hacer tan fácil: "Todas sus acciones (las de Milosevic) y sus aparatos político y represivo estaban dirigidos contra la raza humana", dice afligido. Su colega, Vuk Draskovic, ministro de Relaciones Exteriores de Serbia-Montenegro, lamenta como muchos, "que el fallecido no pueda ser confrontado con la justicia en Belgrado."

Por su parte, en Croacia las quejas de que el ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic haya muerto en prisión antes de ser sentenciado por su participación en las guerras de Bosnia y Croacia eran inocultables. "Es una lástima que Milosevic no haya sobrevivido hasta después de su juicio y que no recibiera la sentencia que merecía", dijo la oficina del presidente Stjepan Mesic.

Mirar hacia adelante

En Alemania, su homólogo, Frank-Walter Steinmeier, empezó a preparar el terreno hacia un futuro, ya que "Milosevic fue y es un hombre del pasado". En ese mismo sentido se expresó el encargado de asuntos internacionales de la UE, Javier Solana, quien confía en que la desaparición de Milosevic ayude a Serbia a "mirar hacia delante". Una aspiración que el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, no logró hoy exteriorizar cuando deploró que la justicia no hubiera podido seguir su curso, "justo pensando en las incontables víctimas de los conflictos balcánicos".

No podía ser de otra forma y la reacción de Bruselas ha sido unánime: Serbia, aún tras la muerte de Milosevic, sigue siendo responsable de sus actos, políticos y criminales. El deceso de su mayor acusado no libra a ninguno de los culpables implicados en los crímenes más repudiables de la Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

Serbia tiene que asumir responsabilidad histórica

Serbia tiene que seguir siendo requerida a extraditar al tribunal internacional de La Haya a los demás cabecillas. Esta es también la decisión de la presidente del Consejo Europeo, Ursula Plassnik, también ministra austriaca de Relaciones Exteriores. Para los europeos queda claro que la desaparición del déspota no disminuye en nada la obligación de Belgrado a asumir la responsabilidad histórica de los crímenes cometidos en nombre de la nación.

DW recomienda