Miles de postales | Infancia | DW | 23.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Infancia

Miles de postales

La madre de Olena era maestra y recibía muchas postales de sus alumnos agradecidos. La joven ucraniana las leyó todas y no tuvo que reflexionar más sobre cuál sería su profesión ideal.

Olena y uno des sus modelos, su hermana gemela.

Olena y uno des sus modelos, su hermana gemela.

Muchas personas afirman que no tienen modelo alguno. Pero, en mi opinión, imitamos a muchas personas sin darnos cuenta.
Pero si uno decide emular a alguien, poco a poco se consolida una ideología propia en sí misma.
En el curso de mi vida tuve muchos modelos, y actualmente también tengo algunos. Creo que es útil tener a alguien como ejemplo, porque así uno puede desarrollar talentos que nunca antes pensó que tuviera.

Mi mamá era la mejor maestra del mundo
De niña tuve un modelo: mi madre. Y ella lo será para siempre. Es la mejor madre, siempre cocinó sabroso para nosotros, fue la mujer perfecta para mi padre y la mejor maestra del mundo. Siempre quise ser como ella: amable y cariñosa con todos. También me encantaría tener la misma sonrisa de mi madre, la sonrisa con la que tan fácilmente fascina a otras personas.
En nuestra casa siempre había miles de postales de los alumnos de mi madre. Todavía recuerdo cuando leí una de ellas, llena de agradecimiento y amor. Por eso decidí que yo también sería maestra.
Cuando tenía cinco años ya era capaz de leer bastante bien, así que fui muy pronto a la escuela... ¡El primer paso para mi futuro!

Mis modelos a seguir me han traído hasta Alemania
Con los años aparecieron nuevos modelos, pero mi madre sigue siendo el modelo más importante para mí.
Empecé a leer mucho, sobre todo literatura clásica, que se convirtió en mi pasión. Un día decidí escribir yo misma, sobre todo poemas. Mi modelo en aquel tiempo fue la poeta ucraniana Lesya Ukrainka. A causa de mi pasión por la literatura, conocí a otro de mis modelos. Era una estudiante de alemán y inglés. Un día se me ocurrió aprender también los dos idiomas, como ella. Para mi gran satisfacción, la estudiante me ayudó con ello.
Después del colegio empecé con mis estudios de alemán, aprendí también la lengua inglesa y con ello descubrí Deutsche Welle.

Gracias a estos modelos, ahora estoy en Alemania, estudiando ciencias políticas, ciencias del Islam y árabe en la universidad de Bonn. Uno podría decir que ha sido casualidad, pero creo que fueron mis modelos los que me han traído a Alemania.
Además de mi madre, me acompaña un modelo más: mi hermana gemela. De ella he podido aprender mucho; no solo es inteligente, sino también sabia. Esta sabiduría a menudo me ayuda a vivir sin pesar.

En la vida he aprendido una cosa importante: si uno tiene modelos, puede reflexionar sobre sí mismo. Así uno puede corregirse y mejorarse. Y si uno se mejora a sí mismo, también hace el mundo mejor.

Autora: Olena de Ucrania
Editora: Jeanette Müller

DW recomienda