Miles de personas protestan en Francia contra las expulsiones de gitanos | Europa | DW | 04.09.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Miles de personas protestan en Francia contra las expulsiones de gitanos

Portando eslóganes como "Frenad el racismo" y "No a las políticas inhumanas de Sarkozy" se han manifestado miles de personas en Francia contra las sistemáticas expulsiones de gitanos ordenadas por el Gobierno galo.

Democracia en peligro, puede leerse en las calles de Francia.

"Democracia en peligro", puede leerse en las calles de Francia.

Las calles de varias ciudades francesas se llenaron este sábado (04.09.2010) de ciudadanos indignados con la política migratoria que practica el Eliseo. Operaciones policiales en campos de refugiados, restricciones al derecho de asilo y alrededor de 8.000 rumanos y búlgaros de etnia gitana expulsados del país desde comienzos del presente año: una actitud que los críticos tildan de racista, poniendo en duda el que tenga alguna explicación lógica o funcional.

Los que hoy alzaban sus pancartas a lo largo y ancho de las urbes de Francia eran principalmente ONG, sindicatos y partidos de izquierda; entre ellos se mezclaban manifestantes a título personal. Ayer en Bruselas fue el Parlamento Europeo el que protestó con vehemencia. París asegura, sin embargo, que las repatriaciones y la restante labor de las fuerzas de seguridad no infringen las leyes comunitarias.

Demonstrationen Frankreich Sarkozy Roma Politik NO FLASH

La política migratoria del Gobierno de Nicolas Sarkozy es inhumana, radista y xenófoba, opinan los manifestantes.

"Violación de los derechos humanos"

Es un caldo de cultivo que lleva tiempo gestándose. El trato que Francia dispensa a los inmigrantes genera cada vez más protestas dentro y fuera del país. A aumentar el descontento contribuyen las provocadoras declaraciones del presidente galo, Nicolas Sarkozy, y las de los miembros de su Ejecutivo, que intentan puntuar políticamente con el peligroso juego de vincular las tasas de criminalidad a la inmigración ilegal.

Las cifras contradicen ciertas percepciones: según un estudio comparativo realizado entre los Estados de la Unión Europea y difundido el pasado julio, ningún socio nacionalizó a tantos extranjeros en 2008 como Francia, 137.320 personas en total. La obtención del pasaporte suele ser el principal indicador de una integración exitosa por parte del país que da acogida a los inmigrantes. Pero lo que las cifras tampoco pueden borrar lo que se respira en el ambiente, ni el proceder contra ciertos grupos.

Francia practica "deportaciones", no repatriaciones, se quejó respecto las acciones contra los gitanos el europarlamentario socialdemócrata rumano Ioan Enciu. "Debemos actuar", añadió. La socialdemócrata española Carmen Romero López denunció que los casos no se revisan antes de llevar a cabo las expulsiones, aunque así lo estipula la ley. Romero López habló de claras violaciones de los derechos fundamentales de los gitanos. Aún así, la Comisión Europea- el órgano ejecutivo de la UE- rechazó nuevamente emitir una condena al Gobierno galo.

Catástrofe humanitaria

Algún que otro rostro conocido se distinguió también en las manifestaciones de hoy en Francia. La cantante y actriz inglesa Jane Birkin participó en la protesta organizada ante el Ministerio de Inmigración en París y, junto a otros artistas, interpretó Les Petits Papiers, del cantante francés Serge Gainsbourg, con quien estuvo casada.

Un pequeño acto musical para denunciar lo que es, dicen las organizaciones humanitarias, una verdadera catástrofe: "Este verano se ha declarado una guerra en toda regla, reflejada en la destrucción sistemática de emplazamientos en los que viven gitanos", cuenta Philippe Rodier, de Médicos del Mundo Francia. Las incursiones policiales en campamentos romaníes han dejado a cientos de personas sin techo, que ahora se ven obligadas a dormir en las calles. Nueve de los 14 campos de gitanos en torno a la ciudad de Marsella han sido destruidos.

DL/ dpa/ AFP/ KNA/ Reuters

Editora: Luna Bolívar Manaut

DW recomienda