Mil soldados rodean la mayor favela de Río de Janeiro | América Latina | DW | 22.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Mil soldados rodean la mayor favela de Río de Janeiro

Tras seis días de enfrentamientos entre bandas armadas, el presidente Michel Temer autorizó el despliegue de fuerzas militares para intentar controlar la situación.

El presidente de Brasil, Michel Temer, autorizó este viernes (22.09.2017) el despliegue de un millar de soldados en Rocinha, la mayor favela de Río de Janeiro, en un intento por poner orden luego de varias jornadas de caos en el lugar, donde viven 60 mil personas. Desde el domingo ha habido duros tiroteos al menos en seis barriadas, lo que ha obligado al cierre de escuelas y hospitales e incluso el bloqueo de importantes avenidas de la ciudad.

 

Más información:

-El legado olímpico de Río: corrupción y poder popular

-En Río, la violencia se retroalimenta

 

En Rocinha hay disputas territoriales entre bandas rivales de narcotraficantes. Los soldados rodearon la favela apoyados por diez blindados. En media hora se desplegaron por la favela para dirigirse hacia los bosques que rodean la comunidad, que es donde se esconden los pistoleros que intentan expulsar al grupo que actualmente controla el tráfico de drogas en esa zona de la turística ciudad brasileña.

La jornada de este viernes ha sido la más violenta desde el domingo. Hubo ráfagas, uso de granadas y la presencia también de helicópteros policiales. Los tiroteos entre las bandas rivales se reanudaron temprano este viernes, mientras los vecinos difundían videos en las redes sociales donde se oyen las ensordecedoras balaceras, que hablan del importante poder de fuego de los traficantes.

Varias favelas afectadas

El gobernador del estado de Río, Luiz Fernando Pezao, dijo al canal de noticias Globo News que "estamos entrando con helicópteros, con más gente del BOPE (Batallón de Operaciones Especiales) y con más agentes de (las tropas) de choque". Según el canal, un grupo de atacantes lanzó incluso una granada contra las fuerzas de seguridad, aparentemente sin dejar víctimas ni causar daños mayores.

Como las bandas que se enfrentan por el control del tráfico de drogas en la barriada también disputan otros puntos, los tiroteos se extendieron a otras cinco favelas en las zonas norte y oeste de Río de Janeiro, lo que igualmente provocó movilización de policías, cierre de vías y enormes embotellamientos. El ministro de Defensa, Raul Jungmann, afirmó que la función de las Fuerzas Armadas es ofrecer apoyo y rodear la barriada para "liberar a la policía para que pueda subir y continuar el enfrentamiento de los criminales".

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda