Migración: una vía de doble sentido | Política | DW | 16.03.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Migración: una vía de doble sentido

Los inmigrantes deben integrarse y pueden hacer un aporte al desarrollo de sus países de origen. Esto se destacó en la presentación alemana del informe de la Comisión sobre las Migraciones Internacionales de la ONU.

La inmigración aumentará y podría acelerarse, según la ONU.

La inmigración aumentará y podría acelerarse, según la ONU.

El informe titulado "Migración en un mundo interconectado" fue lanzado a nivel global en octubre pasado en las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York. En la presentación de la versión alemana este jueves, las autoridades aprovecharon para destacar las prioridades migratorias para Alemania.

"La inmigración supone un intercambio entre los países emisores y receptores a mediano y largo plazo", explicó la presidenta del Parlamento alemán, Rita Süssmuth, quien integra la comisión internacional de 19 expertos que elaboraron el informe.

Wolfgang Schäuble bei der Eröffnung der Afghanistan Konferenz

El ministro del Interior, Wolfgang Schäuble.

La Comisión Mundial sobre Migraciones Internacionales, creada en diciembre de 2003, pretende situar las migraciones internacionales en la agenda mundial, analizando las políticas de migración y estudiando las relaciones entre migraciones y áreas como el desarrollo, el comercio, los derechos humanos y la seguridad.

Migración circular

El informe de la ONU destaca la necesidad introducir programas de migración temporal y de reducir las barreras para inmigrantes altamente cualificados, así como de fomentar el compromiso para con el desarrollo de los países de origen de quienes emigran. De esta manera se quiere impulsar el efecto favorable que tiene el retorno y la llamada "migración circular".

Entwicklung in Afrika

"Migración circular", volver al país de origen para ayudar al desarrollo.

Se debe investigar más a fondo la relación entre la inmigración hacia países desarrollados con el estímulo al crecimiento económico y de innovaciones en los países de origen, destacó por su parte el ministro del Interior, Wolfgang Schaüble.

Política de integración alemana

Las autoridades alemanas advierten que no puede haber una llegada ilimitada de personas a la Unión Europea. De cara al mercado laboral alemán, por ejemplo, Schäuble advierte que la mano de obra barata podría perjudicar las condiciones locales.

Asimismo, Berlín pretende que el efecto positivo de inmigrantes cualificados no sea contrarrestado por aquellos de formación más básica. Por un lado se quiere fomentar la posibilidad de un regreso del inmigrante, en el sentido de la migración circular.

Türkischunterricht für Türken in Deutschland

Aprender los valores y las costumbres del país de acogida.

Al mismo tiempo se advierte que los inmigrantes deben conocer los valores y las costumbres de la sociedad de acogida, para lograr una integración exitosa y sostenible en la sociedad alemana.

Los desafíos

La migración no es un fenómeno transitorio sino una realidad que debe ser aborda de manera concertada y a nivel internacional. Así, en los últimos 30 años el número de personas que emigran creció de 75 a 200 millones, según la ONU.

Según los expertos, esta cifra podría aumentar y su crecimiento incluso acelerarse, reflejando que crecen "las disparidades de desarrollo entre distintas regiones del mundo". Cabe entender a los movimientos migratorios como "impulsados por poderosas fuerzas económicas, sociales y políticas", explica el estudio.

La ONU señala que el bienestar económico mundial depende hoy en día de la movilidad internacional. Así, las remesas de los emigrantes suman unos US$ 150.000 millones al año, triplicando la asistencia oficial al desarrollo.

Con estas cifras como respaldo, se aboga por reconocer el aporte de la migración y se hace un llamamiento a que las sociedades receptoras destaquen sus aspectos positivos a la vez que facilitan la llegada de personas. Por esta vía se reducen también los efectos nocivos del tráfico ilegal de personas.

Buscando soluciones

Wolfgang Schäuble reconoce la "desesperación" de quienes abandonan su país por necesidad económica, a la vez que reconoce el "reto de aceptar la inmigración como enriquecimiento y ganancia y no como amenaza" para Alemania.

El ministro del Interior alemán reconoce que "no habrá avances en nuestros conceptos del control de inmigración, protección de refugiados y política de integración, mientras no analicemos a fondo las causas y los efectos de los movimientos migratorios globales".

DW recomienda