Merkel y Steinbrück muestran sus cartas en tenso debate | Alemania | DW | 01.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Merkel y Steinbrück muestran sus cartas en tenso debate

Los principales candidatos a la Cancillería de Berlín se enfrentaron en un “duelo” de 90 minutos donde expusieron sus principales propuestas políticas.

Noventa minutos sin pausas, sin respiro. Con exactitud germana, solo habría noventa segundos como máximo para responder las preguntas de los cuatro periodistas encargados de bombardear a los candidatos con temas tan dispares como la crisis en Siria, la posibilidad de flexibilizar la edad de jubilación, el problema de las cada vez más caras cuentas de electricidad y la eventual formación de una gran coalición de gobierno.

Esos asuntos enfrentaron la canciller Angela Merkel, candidata a la reelección por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su rival más enconado, el representante de la socialdemocracia (SPD) Peer Steinbrück, en el único debate que los pondrá juntos ante la teleaudiencia antes de las elecciones del próximo 22 de septiembre en Alemania.

Steinbrück abrió los fuegos intentando marcar sus diferencias con la canciller en temas como la igualdad de salarios entre mujeres y hombres y la propuesta del SPD de instaurar un ingreso mínimo, concepto inexistente hasta ahora en el país. Ante la pregunta de si la gente tendrá más dinero en su bolsillo en el caso que él llegue a gobernar, Steinbrück no dudó en decir que sí, apelando a unas reformas distributivas del ingreso que permitirían ampliar el poder de compra de los ciudadanos.

El debate fue seguido con atención por la ciudadanía.

El debate fue seguido con atención por la ciudadanía.

Asimismo, apoyó el incremento de los impuestos para los más pudientes, algo que para Merkel podría suponer un peligro para la creación de empleos. El debate se convirtió en la última oportunidad de Steinbrück para convencer a los ciudadanos de su capacidad para gobernar Alemania, donde las encuestas no favorecen su alternativa y dan a Merkel una ventaja amplísima.

No a ataque a Siria sin la ONU

Merkel, por su parte, adujo que el problema del empleo y los ingresos no se podía reducir solamente al dinero, y sostuvo que pocas veces antes en la historia hubo tanta gente trabajando en Alemania. Recordó, además, que cada empleo es una oportunidad para que toda una familia tenga una mejor calidad de vida. Recién en el minuto 21 del “duelo” hubo una confrontación directa entre ambos candidatos, que en cualquier caso mantuvieron la cordialidad durante todo el programa, transmitido por la televisión abierta alemana.

Se habló también de Grecia y un eventual tercer paquete de rescate, de la posibilidad de cobrar peajes a los vehículos extranjeros que circulen por Alemania (Merkel finalmente dijo que ella no apoyaría esa idea) y del espionaje estadounidense a ciudadanos alemanes. Steinbrück se mostró siempre más dispuesto al diálogo frontal, al debate y el enfrentamiento, y sostuvo que si él llegaba a ser electo canciller, corregiría los errores cometidos por el actual gobierno. Esa actitud produjo momentos de tensión en diversos episodios del enfrentamiento.

Steinbrück trastabilló cuando le dijeron que él ha culpado directamente a Merkel de no saber manejar la crisis financiera europea. Al negarlo y ser expuesto a la evidencia que ratifica que sí dijo eso, Steinbrück intentó salir del paso sosteniendo que las políticas impulsadas por Merkel son las responsables, no ella. Luego le preguntaron si los políticos alemanes ganan suficiente dinero y el exministro de Finanzas de la gran coalición liderada por Merkel entre 2005 y 2009 se negó a contestar. “Les dejo ese tema a ustedes”, dijo mientras bebía un sorbo agua. Hace un tiempo, Steinbrück dijo que los cancilleres en realidad ganaba poco dinero.

Ambos candidatos reconocieron estar en el sistema de salud privado, algo poco habitual en Alemania, donde la mayoría de la gente está en el sistema público. Steinbrück intentó nuevamente marcar diferencias en temas sociales con la canciller, para que no digan que el SPD y la CDU son lo mismo, pero con otros colores. Recordó las promesas de Merkel sobre el cambio energético, pero la máxima autoridad alemana pareció siempre inmune a los ataques, respondiendo todo con calma, aunque con firmeza.

En las redes sociales ya a esas alturas del debate se daba por vencedora a la canciller, al tiempo que se destacaba su collar con los colores de la bandera germana. Luego, poco antes del cierre, se habló de Siria. Steinbrück no apoyaría una acción unilateral contra Damasco, mientras que Merkel afirmó que Alemania “forma parte de estas misiones cuando hay mandato de la OTAN o de la ONU”. La canciller también afirmó que deseaba permanecer en coalición con los liberales del FDP, porque juntos garantizan la “estabilidad” de Alemania, aunque recordó que cuando gobernaron la CDU y el SPD en conjunto se entendieron bastante bien.

Al final, cada candidato tuvo 90 segundos para enviar su mensaje final a la ciudadanía. Steinbrück sostuvo que él ingresó al SPD para construir una sociedad mejor y que ahora tenía la oportunidad de realizarlo. Merkel, por su parte, dijo que deseaba seguir repitiendo los buenos años de Alemania, con tasas de crecimiento positivas pese a la crisis europea, y para ello “tenemos que trabajar todos juntos”. Los candidatos se dieron la mano y el debate fue declarado finalizado.

Autor: Diego Zúñiga

Publicidad