Merkel y Steinbrück abren el año electoral en Alemania | Alemania | DW | 04.01.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Merkel y Steinbrück abren el año electoral en Alemania

La carrera por las elecciones generales de septiembre en Alemania comenzó de forma simbólica con los primeros discursos del año de la canciller Angela Merkel y de su rival socialdemócrata, Peer Steinbrück.

El duelo comienza...

El duelo comienza...

Merkel y su contrincante viajaron al estado federado de Baja Sajonia para apoyar a sus respectivos candidatos en las elecciones regionales del domingo 20 de enero en ese "Land", las primeras de un año con marcado tinte electoral.

"Desde aquí saldrá la señal: lo lograremos, lo haremos, será posible", dijo Merkel en la localidad de Wilhelmshaven, donde se reunió con la nueva cúpula de su Unión Cristianodemócrata (CDU) elegida en diciembre. La canciller conservadora centró su discurso en los logros económicos de su gobierno, principal argumento que la convierte en clara favorita para ganar las elecciones de septiembre -aún no se fijó el día- y obtener un tercer mandato consecutivo hasta 2017. "(La pregunta es) cuánto futuro tenemos en comparación con otros países que no viven de préstamos", manifestó Merkel, para quien esto es un "tema a futuro fundamental" para Alemania.

Los planes del retador

Peer Steinbrück, candidato socialdemócrata.

Peer Steinbrück, candidato socialdemócrata.

Steinbrück, por su parte, señaló durante un discurso ante líderes socialdemócratas en la ciudad de Emden que ve posible una victoria de su candidato Stephan Weil en Baja Sajonia. "Una victoria electoral de Weil podría ser una excelente plataforma de lanzamiento que utilizaría con gusto".

El socialdemócrata abogó por otorgar mayor dinero a educación en integración. "Para eso se aumentarán los impuestos a algunos", añadió quien fuera ministro de Finanzas durante la "gran coalición" del primer mandato de Merkel (2005-2009).

Repercusiones a nivel nacional

Baja Sajonia es el segundo "Land" más grande de Alemania después de Baviera y el cuarto en número de habitantes. Desde 2003 es gobernado por una coalición entre la CDU y los liberales del FDP, la misma que integra el gobierno federal de Merkel. Por eso la elección del 20 de enero será analizada en clave nacional. Si el FDP no llega al cinco por ciento de los votos quedará fuera del parlamento regional y hará que el gobierno de David McAllister (CDU) pase a manos de una coalición del SPD y los Verdes. Ese fracaso provocaría casi con seguridad la renuncia del jefe de los liberales y vicecanciller alemán, Philipp Rösler.

La crisis abierta de los socios de Merkel sería una mala noticia para la canciller, que aspira a reeditar la coalición con los liberales en las elecciones generales. Sin ese apoyo, podría verse forzada a reeditar una "gran coalición" con el SPD.

Ventaja de Merkel

Merkel recibe a los niños cantores que realizan su colecta navideña.

Merkel recibe a los niños cantores que realizan su colecta navideña.

Lo que sigue estando fuera de duda es la ventaja de Merkel ante los comicios. Según una encuesta del instituto Infratest publicada este viernes, si se votara el domingo la CDU obtendría un 41 por ciento de apoyo, su máximo nivel desde 2007, frente al 29 por ciento del SPD.

Sin embargo, el FDP quedaría fuera del Parlamento con un cuatro por ciento de los votos. Los Verdes obtendrían un seis por ciento y los poscomunistas de La Izquierda un seis.

Fuente: dpa

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda