Merkel y Macron firman Tratado de Aquisgrán | Europa | DW | 22.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Merkel y Macron firman Tratado de Aquisgrán

Al margen de protestas en Alemania y Francia, la canciller germana y el presidente galo firmaron un tratado complementario al del Elíseo de 1963, destinado a reimpulsar las relaciones bilaterales y de la Unión Europea.

Angela Merkel y Emmanuel Macron suscribieron este martes (21.01.2019) el documento en la sala de la coronación del Ayuntamiento de la ciudad alemana de Aquisgrán, junto a las fronteras con Holanda y Bélgica: "Con el Tratado de Aquisgrán renovamos el fundamento de la cooperación entre nuestros dos países", dijo Merkel durante la ceremonia.

La canciller alemana resaltó después que, tras un pasado de guerras entre Francia y Alemania, la relación actual es algo que no puede darse por sobreentendido y que ha sido el fruto de un trabajo que comenzó tras la II Guerra Mundial.

"Un nuevo capítulo"

El nuevo tratado de cooperación, según Merkel, responde a la necesidad de hacer frente a los tiempos actuales, marcados por la amenaza de los populismos y los nacionalismos y por lo que representa el "brexit" para la Unión Europea (UE). "Por primera vez un estado miembro va a dejar la UE", recordó Merkel.

Macron, por su parte, calificó el tratado de "indispensable" y dijo que, con él, Alemania y Francia "abren un nuevo capítulo": "Damos un nuevo paso, a partir del fundamento de la reconciliación", agregó.

A la ceremonia asistieron el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker; el del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el de Rumania, Klaus Johannis, país que ejerce la presidencia comunitaria de turno.

El acto se considera de gran relevancia para el dueto franco-alemán y para el conjunto del bloque europeo, por coincidir con el momento de incertidumbre respecto al "brexit", así como de cara a las elecciones europeas del próximo mayo, cruciales para la UE.

El nuevo tratado se centra en apartados tales como la seguridad, la cooperación económica, la investigación o tecnología e incluirá asimismo cuestiones de política exterior, educación, cultura, cambio climático y medioambiente y sociedad civil.

Angela Merkel y Emmanuel Macron, en Aquisgrán. (picture-alliance/dpa/O. Berg)

Angela Merkel y Emmanuel Macron, en Aquisgrán.

Protestas y teorías conspirativas

A la ceremonia de la firma del documento y discursos de Merkel, Macron, Juncker, Tusk y Johannis le sigue un debate entre los líderes francés y alemana con ciudadanos, en el Aula Carolina del mismo ayuntamiento de Aquisgrán.

Mientras, según fuentes policiales, cuatro manifestaciones tenían lugar, a proosito y al margen de este evento en la ciudad. Entre ellos, una de unos 120 simpatizantes, en su mayoría alemanaes, del llamado movimiento de "chalecos amarillos" en Francia; así como otra de unos 200 miembros del grupo proeuropeo Pulse of Europe.

Según un manifestante alemán de unos 50 años, en declaraciones a la televisora alemana ntv. Merkel y Macron son  "responsables de sembrar profundas divisiones sociales" en Europa. "Quiero dejar en claro que no somos de izquierda ni de derecha", dijo, y agregó que su pensión es mucho más baja de lo quele prometieron décadas atrás.

El acuerdo, que declara que los países llevarán sus relaciones "a un nuevo nivel y se preparará para los desafíos que enfrentan tanto los estados como Europa en el siglo XXI", se ha encontrado con oposición en Francia. Líderes de derecha, incluida Marine Le Pen, han propagado teorías conspirativas, según las cuales Macron se prepara para controlar la región de Alsacia, en el este de Francia, y compartiría con Alemania el asiento permanente de Francia en el Consejod e Seguridad de la ONU.

rml (efe, dpa, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda