Merkel recuerda a Orban la importancia de la democracia | Europa | DW | 02.02.2015
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel recuerda a Orban la importancia de la democracia

La canciller alemana dijo en Budapest que es importante respetar las diferencias, en alusión a medidas que ha tomado su anfitrión y que han generado polémica.

En su primera visita a Hungría desde 2009, la canciller alemana Angela Merkel habló este lunes (02.02.2015) sobre Ucrania, el terrorismo en Europa, la dependencia del gas ruso y, además, tuvo una discusión sobre el significado de la democracia con su anfitrión, el primer ministro Viktor Orban, que es acusado por la oposición de pretender socavar la separación de los poderes del Estado y no respetar la libertad de prensa.

Merkel enfatizó ante Orban la importancia de la sociedad civil y de una prensa independiente para la democracia. “Incluso si dispones de una gran mayoría, como es el caso del primer ministro húngaro, es muy importante en una democracia apreciar el papel de la oposición, la sociedad civil y la prensa”, dijo Merkel en Budapest. “Nuestras sociedades se benefician de encontrar el mejor camino por la competencia (entre ideas)”, agregó.

La autoridad alemana dijo haber discutido con Orban sobre el tema. El primer ministro húngaro dijo en agosto de 2014 que esperaba convertir a Hungría de una “democracia a un estado no liberal”, lo que generó enorme controversia y le valió críticas al político. Merkel le dijo este lunes que “las raíces de la democracia han estado siempre en el liberalismo”, a lo que Orban respondió que “no creemos que todas las democracias son necesariamente liberales”.

Críticas empresariales

No contento con ello, el primer ministro húngaro añadió que quienes defienden la postura de Merkel lo que exigen en realidad son “privilegios para una idea”. “Es una charla que debemos profundizar”, agregó la canciller germana. Según Orban, los estados no liberales son económicamente más competitivos, y en su momento puso como ejemplo a Rusia, China y Turquía.

El Gobierno húngaro ha aprobado en solitario una nueva Constitución y numerosas leyes que han despertado críticas de la UE, Estados Unidos y empresas extranjeras, así como de la prensa húngara, la judicatura, ONG como Amnistía Internacional y la oposición. De hecho, Merkel hizo presentes las críticas de empresas alemanas señalando que “donde sea que esté presente la economía de Alemania, se valora la confianza y condiciones predecibles”. Merkel también visitó la sinagoga y un memorial a las víctimas del Holocausto.

DZC (AP, EFE)

DW recomienda

Publicidad