Merkel quiere acelerar el cambio energético | Ecología | DW | 30.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Merkel quiere acelerar el cambio energético

Hace un año que en Alemania se habla del giro energético, y el abandono de la energía nuclear es cosa decidida. Ahora deben entrar en escena las energías renovables, y Angela Merkel quiere acelerar el proceso.

Merkel y Jochen Homann, presidente de la Agencia Federal de Redes Eléctricas.

Merkel y Jochen Homann, presidente de la Agencia Federal de Redes Eléctricas.


El fin de semana pasado, el rendimiento de la electricidad a base de energía solar en Alemania vivió un récord mundial. Nunca antes se había producido tanta energía solar en un solo día en este país. El problema para lograr un abastecimiento seguro con energías renovables no son las instalaciones eólicas ni los fenómenos meteorológicos cambiantes. El verdadero problema es la ampliación de las redes que conducen la electricidad desde el generador hasta el cliente. Es por eso que la canciller alemana, Angela Merkel, prometió ocuparse personalmente del tema, y este martes visitó la Agencia Federal de Redes Eléctricas en Bonn acompañada por el ministro de Economía, Philipp Rösler, y el de Medio Ambiente, Peter Altmaier.

“El giro energético es posible, y se llevará a cabo como lo anunciamos hace un año”, dijo la canciller, contraponiéndose a todos los que dudan de ello. “Claro que llevaremos a cabo el giro energético, tal como lo resolvimos, hasta el año 2022”, añadió. El giro energético es “un proyecto de envergadura que seguramente tendrá eco en el extranjero”, subrayó Angela Merkel.

 

Red de abastecimiento: cuello de botella

Merkel, el ministro alemán de Medio Ambiente, Peter Altmaier, y Philipp Rösler, ministro de Economía.

Merkel, el ministro alemán de Medio Ambiente, Peter Altmaier, y Philipp Rösler, ministro de Economía.

Representantes de cuatro empresas operadoras de redes eléctricas -50 Hertz, Amprion, Tennet y TransnetBW- entregaron a la canciller alemana el proyecto de un plan nacional de ampliación de redes que será presentado oficialmente este miércoles en Berlín.

La red de abastecimiento eléctrico es uno de los cuellos de botella del cambio hacia las energías renovables. Debido al aumento en el uso de las energías renovables se debe transportar cada vez más electricidad desde el norte de Alemania, rico en fuerza eólica, hacia las regiones de mayor consumo energético, en el oeste y en el sur del país. Pero la ampliación de las redes va a rezago de la demanda desde hace años. El proceso necesario para llevarla a cabo dura, en promedio, cerca de 10 años, y a menudo es obstaculizado por la negativa de los habitantes de las zonas en cuestión a que se construyan nuevos ramales.

El ministro alemán de Economía, Philipp Rösler, subrayó la importancia del nuevo plan energético, y dijo que se debe “buscar de manera conjunta el mejor camino para poder construir las redes que garanticen las grandes conexiones desde el norte hacia el sur lo más rápido posible”.
 

La visión de las operadoras de redes eléctricas

Angela Merkel quiere una red sólida que abastezca a todos con energías renovables.

Angela Merkel quiere una red sólida que abastezca a todos con energías renovables.

El bosquejo del plan de ampliación de la red eléctrica que recibió la canciller contiene todas las medidas que serán necesarias en los próximos diez años –desde el punto de vista de las operadoras- para asegurar el abastecimiento. “Cuanto mejor se logre llevar a cabo la ampliación de la red”, señaló el ministro alemán de Medio Ambiente, Peter Altmaier, “y cuanto más modernas sean las tecnologías utilizadas, más rápido se podrán comenzar a usar las energías renovables en toda su capacidad. Y más rápido será también posible tener los costos bajo control dentro un marco aceptable”.
 

“El tiempo apremia”

La canciller Angela Merkel, por su parte, exigió este fin de semana acelerar la puesta en práctica del giro energético, y advirtió que aún “hay muchos proyectos a la zaga” que conciernen a a las grandes redes eléctricas. Y que el tiempo apremia.

Las redes eléctricas alemanas tienen todavía un largo camino por delante para poder asegurar a la poblaciónun abastecimiento descentralizado con energías renovables. Según cifras del Gobierno alemán, se necesitan aún 1.800 kilómetros, y hasta el momento solo se han instalado 200 kilómetros de red.

Autor: Klaus Ulrich/ Cristina Papaleo
Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad