Merkel persigue liderazgo ecológico europeo | Europa | DW | 01.03.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Merkel persigue liderazgo ecológico europeo

La canciller alemana urge a la Unión Europea a asumir un papel de avanzada en la lucha contra el cambio climático y a demostrar que los imperativos de la ecología y la economía son conciliables.

default

Merkel, en pose de verde.

La ecología se está robando la película en Europa, en vista de las dimensiones de la catástrofe climática que se perfila ya con claridad en un horizonte no tan lejano. Y así quedó en evidencia también en la declaración de gobierno que presentó la canciller Angela Merkel ante el parlamento alemán, con motivo de la primera cumbre de la Unión Europea bajo presidencia germana, que se llevará a cabo el 8 y 9 de marzo.

Metas ambiciosas ¿o no tanto?

La jefa del gobierno alemán subrayó que no se puede contemplar impasible el cambio climático. "Es hora de actuar", afirmó Merkel, en un vehemente alegato a favor de la propuesta de la Comisión Europea de reducir en 13 años las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a un nivel inferior en un 20% al de 1990. Hasta el año 2020 se deberá "demostrar que la economía y la ecología pueden ser reconciliadas", indicó, haciendo hincapié en que ésta es la primera respuesta conjunta europea a los desafíos de la política energética, con un compromiso por años". Según la gobernante alemana, Europa puede dar el ejemplo en esta materia y asumir simultáneamente el liderazgo tecnológico y la responsabilidad por el medio ambiente.

Jürgen Trittin

Jürgen Trittin plantea su verdad incómoda.

Por bien que puedan sonar las palabras de la canciller en materia ecológica, su intervención ante el parlamento alemán no estuvo exenta de críticas opositoras. Jürgen Trittin, el político de Los Verdes que ocupó la cartera del Medioambiente en el gobierno de Gerhard Schröder, advirtió que la reducción de emisiones de CO2 propuesta no bastará para detener la catástrofe climática. Por lo tanto, no se trata a su juicio de una meta ambiciosa, como se la presenta. Por lo demás, Trittin recordó que aún no se ha determinado cómo habrá de alcanzarse tal objetivo, ni qué aporte tendrá que hacer cada país de la UE. El político verde insistió en que se debería aspirar a reducir las emisiones que ocasionan el efecto invernadero a un 30% menos de las registradas en 1990. Pero eso es algo que los europeos sólo estarían dispuestos a hacer si otras potencias industrializadas se suman a la cruzada.

Itinerario constitucional

El otro gran tema de la presidencia alemana de la UE sigue siendo la Constitución europea, o mejor dicho el intento de rescatarla del total estancamiento en que se encuentra desde que fuera rechazada en los referendos de Francia y Holanda en 2005. Angela Merkel aseguró que hay amplio consenso entre los países miembros en cuanto a que se debe garantizar la capacidad de acción de la UE. Pero no reveló cómo se pretende avanzar en la materia, limitándose a anunciar lo ya sabido: que hasta junio se propone elaborar un itinerario. Demasiado poco, a juicio del jefe de los liberales, Guido Westerwelle, quien exhortó al gobierno a decir qué características habrá de tener dicha Constitución. "Antes de hallar un itinerario, se debe saber qué tren ha de ocuparlo", comentó el político opositor.

Mucho contenido no hubo tampoco en el acápite dedicado al comercio internacional. La canciller Merkel se contentó con asegurar que intercederá intensamente por el éxito de la Ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC), asunto al que asignó "gran urgencia".

DW recomienda