Merkel llama a continuar reformas | Europa | DW | 17.09.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Merkel llama a continuar reformas

Los programas de ajuste son indispensables para buscar una solución a la crisis, dijo la canciller alemana en su tradicional comparecencia estival ante la prensa alemana e internacional.

La jefa alemana de gobierno, Angela Merkel, advirtió hoy a los europeos que la batalla contra la crisis de la deuda durará aún un tiempo, pero se mostró convencida de que será ganada.

"Nos queda todavía un tiempo por delante", dijo la canciller en su tradicional comparecencia estival ante la prensa nacional y extranjera en Berlín.

Merkel citó hoy al presidente del Banco Central de Finlandia, Erkii Liikainen, quien en una entrevista publicada hoy en Alemania calculaba que estas crisis económicas suelen durar una década.

"Han pasado ya casi cinco años (...) Tendremos que seguir yendo paso a paso", estimó la mandataria. "Tenemos una crisis de la deuda, de confianza, de insuficiente competitividad que estamos solucionando poco a poco", reconoció.

Sin embargo, Merkel aseguró que los esfuerzos muy duros que están llevando a cabo algunos países se saldarán con el éxito. "Estoy profundamente convencida de que solucionaremos esta crisis".

Condición "indispensable" para superar el endeudamiento que atenaza a los países del espacio único es continuar con el proceso de reformas estructurales, destacó la canciller germana.

"Considero absolutamente importante que no cejemos en este proceso de reformas. Tenemos que emprender estas reformas estructurales porque no cuestan dinero" y mejoran la competitividad, esgrimió la mandataria.

En este contexto mencionó los incipientes avances conseguidos en España y Portugal: "Lo vemos en España y Portugal: Por un lado es un momento recesivo, pero al mismo tiempo empiezan a crecer las exportaciones" y se generan impulsos para el empleo, explicó.

Al mismo tiempo urgió por avanzar en la coordinación de las políticas económicas en los próximos Consejos Europeos de noviembre y diciembre. "Necesitamos un compromiso más vinculante".

Merkel señaló que en noviembre habrá una reunión extraordinaria del Consejo Europeo en la que se abordará la planificación financiera en el mediano plazo hasta 2014 y que en diciembre le seguirá un Consejo Europeo destinado a estrechar la coordinación económica y para mejorar la competitividad.

Una competitividad a la que Alemania tratará de aportar lo suyo, según palabras de la canciller. "Estamos tratando de estimular el consumo (...) para mejor el impulso de crecimiento dentro del país y para reducir los desequilibrios".

Merkel aseguró que las políticas de su gobierno no están únicamente dirigidas al ahorro, como afirman sus detractores, y rechazó las recomendaciones de muchos economistas de aumentar los salarios.

"Alemania perdería su competitividad también para las exportaciones", alegó. "Creo que sin el motor exportador de Alemania, Europa estaría mucho peor".

Merkel dio su respaldo al plan de adquisición de deuda soberana del Banco Central Europeo (BCE) en el marco del mandato de política monetaria conferido al guardián del euro. "La situación de los intereses es reflejo de que tenemos una distorsión sistémica" que permite intervenir al BCE, argumentó.

Sin embargo, Merkel fue clara al delimitar las atribuciones del banco emisor. "La política monetaria no puede reemplazar a la política fiscal", recalcó.

Respecto a los planes de la Comisión Europea de crear un organismo conjunto de supervisión bancaria, Merkel secundó a su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, en demanda de más tiempo para el proceso de gestación. "Tiene que durar el tiempo necesario para garantizar una buena calidad de supervisión. No podemos terminar defraudando sólo por habernos dado prisa".

Merkel se mostró escéptica sobre la posibilidad de que la entidad paneuropea esté en condiciones de operar en enero próximo y supeditó las ayudas a la banca por parte del fondo de rescate permanente MEDE al funcionamiento de un sistema de control efectivo.

"Primero debemos tener un control de calidad de modo que nos crean en el mundo y después el MEDE puede entrar en acción. Ese es el orden y es esencial que sea respetado".

Merkel también se refirió a las penurias que está sufriendo gran parte de la población de Grecia. "Me sangra el corazón", reveló. La canciller opinó que también los griegos "que han abandonado el país junto con su dinero" deberían contribuir e hizo un llamamiento a los países en los que residen a presionarlos a hacerlo.

Sobre el protagonismo que ha adquirido Alemania en la crisis europea y su propio papel al frente del gobierno germano, Merkel insistió que trata "de buscar buenas soluciones para todos".

"Todo lo hago partiendo de la profunda convicción de que Europa sólo podrá mantener su prosperidad (...) si somos más competitivos y nos libramos de las garras del endeudamiento."

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda