Mercado de Navidad de Breitscheidplatz: ya nada es como antes | Alemania | DW | 10.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Mercado de Navidad de Breitscheidplatz: ya nada es como antes

Este año se cumplen tres años del atentado al mercado navideño en Breitscheidplatz, Berlín, que dejó 12 muertos. Allí, cerca de las calles comerciales de la capital alemana, las medidas de seguridad se hacen notar.

Caras sonrientes para los más pequeños en Breitscheidplatz.

Caras sonrientes para los más pequeños en Breitscheidplatz.

Huele a vino caliente, mazapán, pan de jengibre y salchicha asada. Las lucecitas de colores se balancean suavemente cuando sopla el viento, y se pueden escuchar los clásicos de la época navideña, como "Jingle Bells" o "I'm dreaming of a white Christmas". Así es el ambiente en el mercado navideño del centro de Berlín, junto a la Iglesia de la Memoria. Es un mundo pequeño, de casitas de madera, y hay más de 50 puestos que ofrecen artesanías y delikatessen, como castañas, pastelitos griegos, col rizado, papitas crujientes, Kaiserschmarrn (un postre austriaco), pastel húngaro, raclette, y almendras tostadas.

¿Es todo tan idílico?

Cientas de esferas doradas y rojas adornan el gran árbol de Navidad, que se encuentra justo en frente de la Iglesia de la Memoria, y los paquetes plateados y dorados iluminados con luces LED se amontonan debajo de este. Un papá Noel ayuda a los niños a ingresar a la mini rueda de la fortuna, y para que los visitantes no pasen tanto frío hay vino caliente, mientras que el chocolate caliente hace las delicias de los más pequeños.

Pero a nadie parece sorprenderle que la Policía patrulle, que alrededor del mercadillo haya bolardos de concreto, o que las calles adyacentes estén cerradas. "Para nosotros, el panorama no es muy distinto", dice un visitante de Hamburgo, y añade, "es una lástima que el paisaje urbano tenga que cambiar de esta manera. Pero así son las cosas".

¿La gente sabe que las costosas medidas de seguridad son a causa del atentado que tuvo lugar hace tres años en Berlín? "Sí, un ataque con una camioneta", dice una señora de 50 años. Y su marido asiente con la cabeza.

La respuesta al terrorismo

Cuando se nombra a Anis Amri, los dos inmediatamente recuerdan lo sucedido: una tragedia. El 19 de diciembre de 2016, el islamista, Amri, embistió el mercadillo navideño con un camión de 40 toneladas. Doce personas perdieron la vida y unas 70 resultaron heridas.

Luego del atentado se habló mucho sobre la libertad y sobre que no podemos dejar que nos la quiten. Sin embargo, nadie quería un mercado de Navidad sin medidas de seguridad, y en especial aquí. Martin Blume está convencido de que el mercado en Breitscheidplatz es el más seguro del mundo. Se sienta en su puesto de venta "Schlemmerkate”, y recuerda aquella noche. "Sucedió justo aquí", dice.

Homenaje a las víctimas del atentado de Breitscheidplatz, Berlín.

Homenaje a las víctimas del atentado de Breitscheidplatz, Berlín.

En los escalones de entrada a la Iglesia de la Memoria hay flores y velas para conmemorar a las víctimas. Una y otra vez, los que caminan por aquí aprecian este pequeño altar y leen los nombres de los fallecidos, que están grabados sobre los escalones. Una cinta de bronce desciende por la escalinata. Esta representa a los que perdieron la vida en el atentado y a la grieta de la sociedad alemana: por un lado, la xenofobia, y por el otro, la apertura al mundo.

Hay que continuar, pero de otra forma

De alguna manera había que seguir, dice Martin Blume. Muchos empleados conmocionados decidieron irse, pero a él nunca se le cruzó por la cabeza marcharse. Su padre fue el cofundador del mercadillo, hace 35 años. Blume creció junto a este, que "cada vez está más hermoso", subraya.

Hace tiempo que tomó las riendas del puesto de su padre. En "Schlemmerkate” se huele el vino caliente con canela, el clavo de olor y las naranjas, junto con las salchichas que se están cocinando a la parrilla. El personal, que usa un delantal escocés, sirve la especialidad de la casa: champiñones asados.  

Los organizadores del mercadillo, AG City y la Asociación de Expositores de Berlín, esperan que este año acudan alrededor de un millón de visitantes. El atentado no afectó la popularidad de este mercadillo navideño; incluso han asistido más personas que antes, comenta Martin Blume.

(bt/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda