Mejoran pronósticos para advertir llegada de El Niño | Ciencia y Ecología | DW | 28.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Mejoran pronósticos para advertir llegada de El Niño

Científicos alemanes identificaron las consecuencias lejanas del fenómeno climático de El Niño con las que establecieron un pronóstico más exacto y anticipado de su llegada a las costas latinoamericanas.

Inundaciones en Perú.

Inundaciones en Perú.

Por los días de Navidad se presenta un fenómeno climático de severas consecuencias globales e intervalos irregulares difíciles de predecir: El Niño. Un fenómeno meteorológico que además genera su contraparte: La Niña.

La aparición de El Niño influye no solo en el clima regional sino en el global; sus efectos se sienten tanto en América Latina como en Australia y Europa. Las consecuencias de El Niño son también económicas y humanitarias y la falta de pronósticos confiables agrava la situación: emigración de peces, largas épocas de lluvias y tormentas en una región, mientras al otro lado de la Tierra hay sequías. Hay reportes de que a finales del siglo XIX El Niño habría matado a varios millones de personas en Brasil, India y China.

Sequía en Brasil.

Sequía en Brasil.



Esto lleva a la carencia de agua, a inundaciones y propagación de enfermedades. Sobre todo las economías de los países sudamericanos se ven golpeadas con millonarias pérdidas. Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las áreas cultivables repetidamente afectadas por El Niño en América Latina se cifran en unos 320 millones de hectáreas.

Un fenómeno especialmente irregular

El Niño surge en ciclos aparentemente erráticos y consiste en un cambio de movimiento de las corrientes marinas, creando una superposición de aguas cálidas sobre las frías aguas de emersión de la corriente de Humboldt, procedente del mar Antártico.

La irregularidad en la aparición de El Niño impide diseñar planes hacia futuro para enfrentar los cambios meteorológicos y amortiguar su impacto en la agricultura y la ganadería, además de la previsión de catástrofes y pérdidas humanas. Hasta ahora, los pronósticos más confiables de la llegada de dicho fenómeno se extendían hasta 6 meses.

Mediciones de la subida de temperaturas en el Pacífico.

Mediciones de la subida de temperaturas en el Pacífico.



Un equipo de científicos dirigidos por los físicos Armin Bunde y Josef Ludescher, del Instituto de Física Teórica de la Universidad Justus-Liebig, de Gießen, en cooperación con el Instituto de Investigaciones Climáticas de Potsdam (PIK), logró extender el tiempo de los pronósticos hasta 18 meses y, además, aumentar su precisión.

“Con ayuda del análisis cruzado de correlaciones dinámicas, los investigadores identificaron efectos a largo tiempo, hasta ahora no tenidos en cuenta”, dicen Armin Bunde y Josef Ludescher en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Efectos de polo a polo

Consecuencias de El Niño en América del Norte.

Consecuencias de El Niño en América del Norte.

El análisis cruzado de correlaciones dinámicas es un método de la física estadística que ha permitido diferenciar los efectos reales –a largo plazo– de las coincidencias ocasionales en los cambios de temperaturas del mar.

Un episodio de El Niño tiene lugar cuando la temperatura de las aguas marinas sube 0,5° sobre lo normal y se mantiene así, por lo menos, cinco meses. Los científicos encontraron que ya un año antes de la manifestación de El Niño varían fuertemente las temperaturas dentro y fuera de la corriente marítima. Sobre estas anormalidades, los físicos y meteorólogos diseñaron un algoritmo sobre el cual se pueden fijar las alarmas. Un pronóstico que triplica el tiempo de previsión, hasta ahora conocido, de 6 a 18 meses de anticipación.

Este avance en la extensión y precisión de los pronósticos es también una ayuda para los habitantes de Europa, América del Norte y en general, para los del hemisferio norte, según Bunde. Últimas investigaciones concluyen que El Niño también influye en el grado de dureza de los inviernos en el norte.

DW recomienda

Publicidad